Petroleros pinden el fin de la intervención al gremio

Cumplidos todos los plazos y fechas mencionadas desde que se iniciara el proceso de intervención del sindicato de Petroleros y Gas Privado de Santa Cruz, aún no se conocen fechas concretas para un llamado a elecciones que devuelva el gremio a una conducción votada por afiliados.
El último en opinar del tema fue el propio gobernador Daniel Peralta, quien hace una semana, en su visita a Caleta Olivia, dejó en claro su postura a favor de la normalización institucional del que, por cantidad a afiliados, es el principal sindicato de la zona norte.

La actual conducción, puesta por la Federación nacional, quedó en manos del dirigentes locales pero que responden a la entidad nacional.

Acerca de las posibles fechas de llamado a elecciones o sobre una convocatoria para definir un cronograma, pareciera estar lejana.

Ayer Daniel Mamaní, integrante de la Agrupación “Unión petrolera santacruceña”, aseguró ayer que “la espera por las elecciones es cada vez más larga. Hace tiempo estaban dadas las condiciones para convocar”, recalcó.

Acerca de los reclamos y el ánimo de los trabajadores petroleros, informó. “Juntamos firmas con el fin de lograr que se den las elecciones, pero está todo parado a nivel nacional, porque hoy no tenemos respuesta de nada. La Comisión Normalizadora no les preocupa o bien no quieren que haya una comisión directiva elegida por la gente”, advirtió.

La prolongación de la intervención genera un debate que excede el ámbito de lo gremial y ha profundizado la división dentro del ámbito de los trabajadores petroleros.

“Creo que el anhelo o deseo es tener nuestros representantes. Más allá que hay gente que sale a hablar en los medios digitales, tratando de flojos a los que salen a pedir elecciones. Dicen cosas que no corresponden”, criticó Mamaní.

Sin dudas el tema salarial es uno de los puntos que mas preocupa a los trabajadores. Mientras que el Sindicato Petrolero de Chubut inició un plan de lucha en busca de mejorar la situación (ver aparte) , en Santa Cruz, el sindicato alineado a la Federación mantiene la postura de no generar situaciones que puedan derivar en conflictos.

En este sentido, Mamaní analizó el último aumento “fue lo que impuso el Ministerio de Trabajo de la Nación. Los que están como normalizadores debían pedir algo más”, remarcó.

Finalmente reivindicó las acciones de la agrupación que integra y señaló que se armó “para trabajar en forma conjunta y aún no hemos armado ninguna lista. Nosotros nos mantenemos en silencio y acompañamos a Luis Cárdenas. Pero no hay ninguna lista”, expresó.

5000

firmas se reunieron solicitando elecciones en el gremio.

Comentá la nota