Petroleros preocupados por baja de equipos

Según denuncian desde el Sindicato de Petroleros Jerárquicos, se perderían cerca de 150 puestos laborales por la baja de un equipo de la empresa San Antonio, que opera para Petrobras. Siguen las negociaciones pero no descartan medidas de fuerza.
Honda preocupación hay en el sector petrolero por la paralización de equipos y una fuerte desinversión que estaría aplicando la petrolera Petrobras. Así lo informó Ricardo Soporsky, dirigente del Sindicato del Personal Jerárquico de Petroleros de la Cuenca Austral, que en diálogo con La Opinión Austral informó de la preocupación en el gremio por la desafectación de un equipo de terminación de la empresa San Antonio que dejará 150 personas sin trabajo. Esta cantidad de desocupados se da por ocupación directa e indirecta, por lo que no se descarta, además, que sectores como el de Camioneros pueda sumarse a posibles medidas de fuerza.

“Se pierden cerca de 150 puestos de trabajo” recalcó el dirigente, aseverando que si bien hay negociaciones de por medio con la operadora, la postura de esta sería inflexible, al punto que se les estaría pidiendo al mismo equipo de perforación que realice las tareas correspondientes a los equipos de terminación de pozos. “Esto genera trabajo riesgoso para los compañeros, porque no están preparados y según nuestros compañeros del área de seguridad e higiene esto es inviable”, sostuvo.

Informó que vienen negociando desde hace 15 días, pero la presunta postura cerrada de los dirigentes de la operadora llevó a que el secretario general del gremio, José Lludgar, se reuniera ayer con el gobernador Peralta y el presidente del Instituto de Energía, Juan Ferreyra para que tomaran cartas en el asunto e intercedieran para encontrar una solución. “Es llamativo que estas actitudes van en contra de la política del Estado Nacional que promueve mayores inversiones en materia energética”, acotó Soporsky.

En este complejo marco es que desde el sindicato analizan por estas horas determinar medidas de fuerza, “vamos a parar equipos o directamente hacer un paro general” aseveró, dando cuenta que Petrobras tiene en la Cuenca Austral el 90% de la actividad “y quieren aplicar dotaciones mínimas a sus yacimientos”.

Comentá la nota