Los petroleros preparan un paro por 48 horas si no les homologan el acuerdo

 Los petroleros tendrán una nueva jornada de negociaciones en Buenos Aires, aunque esta vez volvieron a amenazar con un paro para el primero minuto de mañana, al considerar que ya los tiempos han sido dilatados demasiado tiempo. Hoy habrá tres reuniones: a las 8:30 con empresarios, a las 11 con autoridades del Gobierno nacional y a las 15 la tripartita en el Ministerio de Trabajo.

El secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, Jorge Ávila, confirmó la serie de encuentros donde se buscará la resolución del conflicto. “Son las reuniones definitivas, no hay más plazos. Si no vemos un horizonte bueno, no podemos darlos”, comentó el petrolero chubutense.

El eje del problema es que el Gobierno nacional no estaría dispuesto a homologar el acuerdo puesto que sentaría precedente para que otros sindicatos pidan por el Impuesto a las Ganancias y bono de fin de año. Participan de la negociación con las empresas los sindicatos de las regiones patagónica y cuyana.

Los petroleros lo denominan “suma-puente” y en concreto tiene el rol de garantizar la paz social en los yacimientos mientras se negocia en paritarias el porcentaje de incremento salarial del año siguiente. Este año podría alcanzar tres cuotas de $8.000, aunque ayer desde el Gobierno nacional pidieron que se reduzca a $5.000.

“Lo que deben entender es que hay un legado que defendemos, que es el aguinaldo. No lo vamos a entregar. Con esa misma reglamentación ya perdimos las asignaciones familiares”, sostuvo Ávila ayer. “Vamos a dejar en claro que como sindicalistas no podemos permitir que el impuesto a las Ganancias se lleve el Aguinaldo”, añadió.

“La situación es difícil, son días largos y complicados; de muchas reuniones, conversaciones, negociaciones y en definitiva creo que la del Gobierno es la posición más fácil. Se perjudica a los trabajadores sin motivo ni sentido”, repasó acerca de las conversaciones que mantienen desde principios de noviembre.

En este contexto, el Ministerio de Trabajo de la Nación no ha pedido la conciliación obligatoria. Aún así, los sindicatos petroleros quieren negociar por un lado con las patronales y por otro lado con el Gobierno nacional. “Queda claro que hay dos posturas totalmente desencontradas: la del gremialismo y la del Gobierno”, añadió el gremialista.

El plan de lucha sería por 48 horas, respetando lo decidido por el Plenario Regional en Comodoro de fines de octubre. El paro de actividades, de realizarse, será total, afectando la Producción, por parte de todos los sindicatos de la región.

“Lo más fácil para el Gobierno sería mover el mínimo no imponible y después liberar a las partes para ver cómo podemos llegar a encontrar una solución, pero acá la idea es que no va a haber modificaciones y eso nos perjudica. Si hubieran liberado el aguinaldo sería otro tema. Si nos permitieran el acuerdo del puente salarial, arreglar Ganancias para 2015 y liberaran el aguinaldo, sería una buena herramienta como para empezar a tranquilizar las aguas”, cerró.

Comentá la nota