Petroleros Privados rechazó oferta de Baker y siguen negociando

Petroleros Privados rechazó oferta de Baker y siguen negociando

Con cortes de ruta en la zona norte de Santa Cruz, unos 40 petroleros buscan que Baker Hughes garantice la continuidad laboral. El secretario general del sindicato de base, Claudio Vidal, indicó que “la propuesta recibida no contemplaba a todo el personal, seguiremos negociando”. En tanto, apuntó que con el gremio par de Chubut seguirán trabajando en conjunto, ya que ha sido la forma más efectiva de defender los puestos de trabajo.

La zona norte de Santa Cruz continúa marcando una dura realidad de los conflictos laborares que surgen en esa región. 

En el transcurso de esta semana, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz volvió a activar el reclamo por la salida de la firma Baker Hughes, ya que la totalidad de los trabajadores no cuenta hoy con una garantía sobre su continuidad laboral. 

El secretario general de la entidad gremial, Claudio Vidal, dijo a La Opinión Austral que las negociaciones continuarán en el transcurso de la próxima semana. 

“De Baker recibimos una propuesta que no alcanza a cubrir la totalidad de la reincorporación de los trabajadores”, por lo que esa oferta fue descartada por el gremio de base, atentos a dar continuidad laboral a toda la mano de obra. 

Se trata de unos 40 asalariados, aproximadamente, según dio a conocer la asociación gremial semanas atrás. 

Mano de obra local

En otro orden, desde Chubut informaron que “los petroleros abrieron una grieta entre ellos sobre el límite interprovincial Ramón Santos. A la prioridad de operarios santacruceños, que dejó a 800 chubutenses en stand by, se sumó un corte de ruta de trabajadores de Baker Hughes que impidió el paso de trabajadores de Comodoro Rivadavia hacia Caleta Olivia”, el pasado miércoles.

La pelea por sostener los puestos laborales había mantenido juntos al gremialista chubutense Jorge Avila y al santacruceño Claudio Vidal, a quienes se sumó el jerárquico José Llugdar. Pero la decisión del Gobierno Nacional de acoplar los precios internos con los externos (mientras la OPEP acordaba un recorte de la producción) incrementó la incertidumbre.

Operarios de SP se manifestaron ayer frente a la administración de YPF en Comodoro Rivadavia por aquel grupo de 800 petroleros en stand by, que también incluye a gente de San Antonio Internacional. Ellos trabajaban en equipos que fueron reubicados en Santa Cruz, donde YPF les prometió sostener el empleo y darles mejoras salariales a cambio.

Sin embargo, este año la compañía decidió, por motivos operativos, darles de baja a 14 equipos en el norte de Santa Cruz. Los comodorenses no volvieron a trabajar y la poca reactivación que hubo del otro lado de la cuenca fue para operarios radicados en tierra santacruceña, luego de un acuerdo con el sindicato de esa zona.

Sin embargo, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut no quiere abrir conflicto con su entidad hermana y por eso propuso que regrese el mínimo de equipos posibles para reubicar, aunque sea rotativamente, a los operarios de los yacimientos chubutenses.

Sin embargo, el mayor reclamo que moviliza a SP y SAI es que muchos de los trabajadores de ese grupo de 800 quedaron sin la recompensa de un sueldo al 70% por no tener actividad. Así, quedan suspendidos con un salario reducido hasta que haya reactivación en la cuenca.

Consultado sobre este conflicto, Vidal dijo a La Opinión Austral que “con los gremios de la vecina provincia venimos trabajando ni bien asumimos nuestra conducción y ha sido la forma más efectiva de defender a los trabajadores”, negando haber llegado a un acuerdo con YPF para defender la mano de obra santacruceña en detrimento de sus pares de Chubut. 

Coment� la nota