Petroleros de Santa Cruz paralizan yacimientos

Trabajadores petroleros del norte de la provincia de Santa Cruz iniciaron ayer un paro por tiempo indeterminado con afectación de la producción en los tres yacimientos más importantes del distrito, para exigir el fin de la intervención del sindicato local y la elección de la nueva conducción gremial santacruceña.

La medida de fuerza fue dispuesta ayer al mediodía en asambleas de trabajadores que se realizaron en los yacimientos ubicados en Las Heras, Pico Truncado y Cañadón Seco, donde se resolvió mantener el paro hasta que que la Federación Nacional del Petróleo y Gas Privado, que conduce el dirigente Alberto Roberti, ponga fin a la intervención del gremio, que rige desde abril de 2011.

“El paro es por tiempo indeterminado. Los trabajadores no están peleando por aumento salarial, están pidiendo que haya elecciones” de las autoridades del sindicato, explicó el dirigente Rubén Retamoso, representante de los obreros en conflicto. Retamoso indicó que la huelga se desarrolla con afectación de la producción de las petroleras YPF, la china Sinopec y de Panamerican Energy (PAE), de la que la británica BP, y que en conjunto representan cerca del 20% de la producción nacional de crudo.

Por su parte, el dirigente Juan Carabajal, delegado petrolero de la empresa Lufkin, insistió en el reclamo por la elección de la conducción local del sindicato y aseguró que “si finaliza la intervención se levanta la medida automáticamente” el paro.

Para hoy esta prevista una nueva asamblea en Pico Truncado, donde los trabajadores definirán si realizan cortes de rutas para profundizar las medidas de fuerza. La intervención del sindicato santacruceño se concretó en 2011 luego de 21 días de un conflicto que mantuvo paralizada la producción petrolera provincial.

Comentá la nota