Petroleros y PAE volverán a negociar el 10 de enero

Pan American Energy garantizó salarios y aguinaldo, aunque sigue la incertidumbre por el futuro laboral de los trabajadores petroleros de los 16 equipos que serán dados de baja en Cerro Dragón.
Otro cuarto intermedio fue establecido en el marco de las negociaciones entre los petroleros y las cámaras empresarias. Sin acuerdo, la audiencia de ayer en Buenos Aires fijó como próxima fecha de reunión el 10 de enero en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Pan American Energy, que es la petrolera que anunció desinversión en el yacimiento de Cerro Dragón, garantizó salarios y aguinaldo. Sin embargo, los trabajadores petroleros de los 16 equipos que serán dados de baja en Cerro Dragón tienen incertidumbre acerca de su futuro laboral.

El Sindicato de Petroleros Privados y el Sindicato de Petroleros Jerárquicos mantendrán una reunión para solucionar este conflicto un día antes de que finalice la conciliación obligatoria, que es el viernes 11 de enero de 2013.

El conflicto entre los trabajadores y Pan American Energy comenzó cuando la empresa anunció el retiro de la zona de 16 equipos. Esa decisión puso el alerta en los dos sindicatos, el de petroleros privados y el de petroleros jerárquicos, que hasta anunciaron medidas de fuerza.

Un día antes del paro general del miércoles 19 de diciembre, el Ministerio de Trabajo de la Nación emitió la conciliación obligatoria. Cuando los gremios acataron, fueron convocados a una mesa de negociaciones en Buenos Aires que empezó el viernes pasado con la presencia de las cámaras empresarias.

Es que en las audiencias están presentes los referentes de la CEPH (Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos) y la CEOPE (Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales), que han pujado por la restitución del programa Petróleo Plus o alguna alternativa que permita incrementar las inversiones.

Los equipos que dejarían de trabajar en Cerro Dragón son cinco perforadores, dos workover, tres pulling, uno de cementación, tres de fractura y dos wire line. En ese yacimiento, la operadora argumenta que no puede recuperarla tras la huelga de los “Dragones” en junio último, que derivó en la rotura de equipos clave para el funcionamiento.

La compañía considera que no podrá recuperar rentabilidad sino aplica un plan de desinversión en la cuenca del Golfo San Jorge, pese a que aquí cuenta con sus principales activos en el país y que firmó un contrato de inversiones en abril de 2007 con el gobierno de Chubut cuando le fue renovada la concesión de esa área.

Comentá la nota