La CGT le pide a Arroyo "que aclare su participación en la dictadura militar"

La CGT le pide a Arroyo

Un duro documento dio a conocer la CGT Regional Mar del Plata a través del cual le pide al candidato a intendente por Cambiemos, Carlos Arroyo, "que aclare su participación en la dictadura militar". Además avaló la denuncia del sindicato de taxistas sobre la tarea de interventor de Arroyo en ese gremio, en 1979.

La Regional Mar del Plata de la Confederación General del Trabajo (CGT) le reclamó al candidato a intendente de Cambiemos, Carlos Arroyo, que "asuma su pasado" y aclare su actuación "en épocas nefastas y exponga sin mentiras qué proyecto propone para Mar del Plata y sus trabajadores".

El documento de la central obrera indica que la ciudadanía marplatense y en especial los trabajadores "no salimos de nuestro asombro con la noticia difundida por el secretario general del sindicato de taxistas, Donato Cirone, respecto a la tarea de interventor desempeñada por el candidato a intendente Cambiamos ?expresión política que el PRO selló con la UCR y Agrupación Atlántica ? Carlos Fernando Arroyo".

Recuerdan que de acuerdo a una publicación del diario LA CAPITAL fechada el 20 de julio de 1979, "Arroyo tuvo a su cargo la ocupación de censor en la Asociación de Conductores, que en aquel tiempo representaba a titulares de licencias. Y el desconcierto es aún mayor -refieren- cuando caemos en la cuenta de la falacia utilizada para engañar a la población expresando que fue contratado a los efectos de reparar semáforos".

Los dirigentes de la CGT remarcan que "en realidad, debemos suponer que la misión encomendada era parte de las variadas formas de represión que el gobierno de facto establecido por la Primera Junta Militar (Videla, Agosti y Massera) que gobernó al país entre 1976 y 1981, puso en marcha interviniendo a organizaciones obreras".

"Hacer un ejercicio de memoria"

Desde la denuncia de Cirone, salvo un pequeño grupo de taxistas que dijo respaldar al ex director de Tránsito, ni el doctor Arroyo, ni sus voceros, se refirieron a esta acusación ni explicaron cuál fue la tarea del candidato en aquella organización sindical en plena dictadura.

"Es necesario que todos los marplatenses hagamos un ejercicio de memoria y recordemos que el 24 de marzo de 1976 se produjo el golpe militar más sangriento de la historia argentina y de él participaron militares y civiles", recuerda la CGT, para añadir que "es de conocimiento público que la provincia de Buenos Aires estaba dirigida por el gobernador de facto, general Ibérico Saint James y su jefe de policía era el general de brigada Ramón Camps. Estos individuos, junto al ministro de Trabajo general Llamil Reston, pusieron en marcha una serie de normas que establecieron la Ley 21.261 del 24 de marzo de 1976, suspendiendo el derecho a la huelga; la Ley 21.356 de julio de 1976, que prohibió la actividad gremial (asambleas, reuniones, congresos y elecciones, facultando al Ministerio de Trabajo a intervenir y reemplazar a dirigentes electos por los afiliados); la Ley 21.263 del 24 de marzo de 1976 que eliminó el fuero sindical, entre otras, socavando las bases de los gremios".

Los representantes de los trabajadores nucleados en la Confederación General del Trabajo decidieron "avalar las expresiones vertidas por el secretario general de Supetax" y se manifestaron "en defensa de los compañeros trabajadores de la actividad", al tiempo que solicitaron al doctor Carlos Arroyo que "asuma su pasado, aclare su actuación en épocas nefastas y exponga sin mentiras qué proyecto propone para Mar del Plata y sus trabajadores".

Coment� la nota