La CGT y la UIA piden que el Gobierno llame a un diálogo social

La CGT y la UIA piden que el Gobierno llame a un diálogo social

Gremios y empresarios advirtieron sobre la baja del empleo y el impacto de las importaciones

Decididas llamativamente a actuar en tándem, al menos en el corto plazo, las cúpulas de la CGT y la Unión Industrial Argentina ( UIA ) rechazaron ayer la política oficial de apertura de las importaciones por su impacto en el empleo doméstico y enviaron señales al Gobierno para apurar un eventual llamado a un gran acuerdo económico y social.

Hubo diagnósticos similares sobre la caída del empleo y de la actividad industrial, y se debatió sobre el rumbo económico de la gestión macrista. Gremialistas y empresarios se comprometieron a trabajar en una agenda común y aspiran a ser citados a una misma mesa por el Gobierno.

"Se habló de la administración del comercio del exterior y la necesidad de un perfil industrial mucho más ambicioso que el que vemos hasta el día de hoy", dijo el portuario Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT. Y agregó: "Compartimos con la UIA la preocupación para que no se siga profundizando la caída del empleo y ver cómo podemos construir una agenda común para tener diagnósticos y una alternativa conjunta frente al trazado económico".

Del lado de los empresarios, un vocero calificó el encuentro como "cordial" y destacó "las coincidencias", aunque no puntualizó sobre qué temas hubo acuerdo. Mediante un comunicado, la entidad fabril informó: "Se ponderó el rol del diálogo social para integrar de manera equilibrada lo económico, lo social y la competitividad de largo plazo".

La comitiva cegetista que asistió a la UIA estuvo integrada por Schmid, Héctor Daer, Carlos Acuña, Armando Cavalieri, Rodolfo Daer y José Luis Lingeri. Por la UIA participaron Adrián Kaufmann, Daniel Funes de Rioja y Juan Carlos Sacco.

La cumbre formó parte del raid de encuentros sectoriales que el triunvirato que encabeza la CGT mantiene desde las salidas de Hugo Moyano , Antonio Caló y Luis Barrionuevo . Hoy, la nueva conducción recibirá en Azopardo al presidente del PJ, José Luis Gioja , y a un grupo de gobernadores. Después, los sindicalistas asistirán a la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, donde serán recibidos por José María Arancedo y Mario Poli. Como sucedió ayer con los empresarios, la pobreza, el empleo y la situación social serán las temáticas que se debatirán.

En línea con lo que fue el encuentro con los empresarios, por otra vía, la Juventud Sindical y sus pares de la Unión de Jóvenes Empresarios (Unaje) avanzan en una inédita iniciativa para establecer una agenda temática común y sugerir con argumentos la necesidad de que el Gobierno convoque a un acuerdo económico y social. Los jóvenes empresarios y sindicalistas podrían cristalizar en los próximos días su buena sintonía y convivencia con una mesa panel en la CGT para debatir sobre los efectos positivos y negativos del proyecto legislativo del oficialismo para fomentar la creación de empleo joven. Impulsan este proyecto los sindicalistas Cristian Oliva y Luis Velázquez y los empresarios Alejandro Nasser y Eugenio Bonelli.

Comentá la nota