Piden normalizar gremio de taxistas por numerosas irregularidades en el llamado a elecciones

Piden normalizar gremio de taxistas por numerosas irregularidades en el llamado a elecciones
Lo hizo Luis Barrales, actual secretario gremial, ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Denunció una catarata de errores en la convocatoria a la renovación de autoridades. Las mismas son tan graves, que desde hoy, el sindicato está acéfalo porque la comisión directiva terminó su mandato y recién se fijó fecha de elecciones para el 20 de diciembre. Insólito.

Una situación por demás curiosa se ha generado el sindicato de choferes de taxis que nuclea a los trabajadores de todo Río Negro y de la ciudad de Carmen de Patagones.

El actual secretario gremial de dicha entidad, ha denunciado ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, una infinidad de irregularidades en el llamado a elecciones: “son tantas, que uno no sabe si lo hicieron a propósito, o si de verdad desconocen las normas vigentes”, señaló Barrales a este diario.

El dirigente pidió al organismo del estado que de por nulo el proceso eleccionario por las siguientes razones. Argumentó que en el llamado a elecciones que se hizo público mediante una solicitada en un diario regional se puso mal hasta el nombre del propio gremio. En lugar de ponerlo como legalmente es: “Sindicato de Choferes de taxi de la comarca Viedma Patagones”, lo escribieron, “Sindicato de peones de taxi de la provincia de Río Negro y Carmen de Patagones”.

Otro error expuesto por Barrales, es que en dicho llamado a elecciones no se mencionan los cargos a renovar puntualmente, como debería ser legalmente. Además, se señala en la misma publicación que la elección será el 20 de diciembre de 8 a 16 horas en diferentes delegaciones, pero no hace mención a lugares físicos, oficinas, sedes o domicilio de votación.

Otro punto, más grave aún, es que la convocatoria está firmada por la Junta Electoral, integrada entre otros, por Fernando García, quien actualmente es revisor de cuentas de la entidad, por lo tanto es incompatible que integre la comisión directiva y la junta electoral al mismo tiempo, ya que el propio estatuto no lo permite.

Tampoco se mencionan horarios, ni lugar físico de funcionamiento de la Junta, para acudir en caso de necesitarlo.

La convocatoria debería estar firmada por el secretario gremial, pero tampoco está y según el propio Barrales no le fue solicitado. Además, expuso que la convocatoria mencionada se publicó el 2 de octubre, invitando a participar el 8 de octubre de la asamblea para debatir el orden del día, donde entre otras cosas, proponen modificar el estatuto.

Sin embargo, en el mismo estatuto se señala que cualquier modificación al mismo debe ser anunciada con 30 días de anticipación. Y en este caso sólo son 6 días antes.

Barrales denunció también que legalmente la convocatoria a elecciones debería ser resuelta por la CD y publicada con una anticipación no menor a 45 días a la fecha del comicio y que debe fijarse con una anticipación no menor a 90 días de la fecha de la finalización de los mandatos directivos para que éstos sean reemplazados.

Pero curiosamente, las elecciones son el 20 de diciembre y hoy 18 de noviembre finalizan todos los mandatos, por lo que desde mañana, el sindicato está acéfalo, porque todas las autoridades, desde el Secretario general al último de los vocales ya vencieron su mandato.

Barrales mencionó además, que el actual secretario General del sindicato, Mario Riquelme, es funcionario provincial desde febrero de 2012 (por decreto 210 provincial), ya que es el Secretario de Trabajo de Viedma y por ende no está en funciones en el gremio, por lo que esto le impediría ser candidato nuevamente. Pese a eso, se postula otra vez para el mismo puesto.

Otra curiosidad, es que ante las irregularidades mencionadas, se enviaron pedido de explicaciones al secretario general y en las respuestas se reconoció, entre otras cosas, que el padrón electoral (que se utiliza para la elección) no está actualizado.

Por todo esto, Barrales solicitó al Ministerio de Trabajo de la Nación que a la brevedad “tenga a bien, suspender, impugnar y normalizar un nuevo proceso eleccionario en nuestra institución”.

Comentá la nota