Piden un salario mínimo, estabilidad laboral y paritarias

Sumándose a la protesta nacional determinada desde la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina, empleados comunales de la Sexta Sección Electoral se manifestaron ayer, entre las 10 y las 13.30, en la ruta 3 sur, a unos 500 metros antes de la rotonda de acceso a General Daniel Cerri.
La protesta apunta a lograr la derogación de la Ley 11.757 de la Provincia --estatuto para el personal de las municipalidades bonaerenses--, el establecimiento de paritarias, estabilidad laboral para los empleados contratados y becarios, y la restitución en el salario del 3 por ciento en concepto de antigüedad.

La concentración contó con la presencia de unas 400 personas, representantes de nuestra ciudad, Tres Arroyos, Saavedra, Pigüé, Coronel Suárez, Punta Alta y Tornquist, entre otras.

Francisco Rech, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, definió de "histórica" a la medida, para un gremio que agrupa a 435.000 empleados en todo el país.

"Pretendemos que los compañeros tengan su salario mínimo, vital y móvil, sobre todo en localidades vecinas que están por debajo de ese valor. En el caso de Bahía Blanca, donde superamos ese monto, tenemos la problemática del uso de determinadas figuras para tomar personal precario y pedimos la recuperación económica de la antigüedad", explicó el gremialista.

Indicó, además, que a pesar de la reunión que mantuvieron las autoridades de su entidad con Cristina Fernández de Kirchner, donde la presidenta de la Nación manifestó su voluntad de establecer paritarias, hasta el momento no hubo mayores novedades sobre la cuestión.

La movilización de ayer consistió en un corte parcial de la ruta 3 --hecho que generó colas de vehículos de cerca de 800 metros, en ambas manos de circulación-- y la entrega de panfletos con la leyenda "luchemos juntos por una ley de paritarias provinciales y en cada municipio".

Miguel Agüero, secretario adjunto del sindicato bahiense, fue el primero en llegar al lugar y encargado de controlar que no se produjera un corte total en la circulación vehicular.

"Se trata de generar una demora en el tránsito para entregar nuestros folletos y que los vecinos conozcan nuestra problemática. Es importante que sepan que los municipales, al igual que las empleadas domésticas, estamos debajo del salario mínimo y que necesitamos la voluntad política que nos permita discutir nuestros sueldos", indicó.

Paro nacional.

La manifestación fue parte de una protesta organizada por la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina, entidad que adquirió mayor protagonismo desde su incorporación, el pasado mes de julio, a la Confederación General del Trabajo (CGT) que lidera el camionero Hugo Moyano. En nuestra ciudad trabajan 2.900 empleados municipales, sumando los permanentes y temporarios, a los que se deben adicionar becarios, contratados y provenientes de planes sociales.

Comentá la nota