UTA pidió $ 600 por encima del acuerdo nacional (rechaza descuento por paros)

UTA pidió $ 600 por encima del acuerdo nacional (rechaza descuento por paros)
La falta de entendimientos en Córdoba deja latente la posibilidad de un nuevo paro del transporte urbano para esta semana.

Los usuarios del transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Córdoba no cuentan con garantías de que en los próximos días los choferes nucleados en la UTA no sorprendan con nuevas medidas de fuerza. Aunque esta vez no sería por el rechazo al proceso licitatorio encarado por el intendente Ramón Mestre sino por la falta de acuerdo en la aplicación local de la paritaria alcanzada por el gremio a nivel nacional.

Ayer tuvo lugar la primera audiencia por este tema en la sede del ministerio de Trabajo donde la UTA dirigida por Alfredo Peñaloza elevó la escala salarial pretendida para Córdoba ante empresarios de Fetap y la Municipalidad de Córdoba. En Buenos Aires, el resultado de la paritaria arrojó un incremento salarial para 2013 del 23 por ciento, es decir unos 1.623 pesos y un no remunerativo de 1.271 pesos mensuales retroactivo a enero, febrero y marzo.

Los representados por Peñaloza consideraron que, teniendo en cuenta las particularidades del convenio Córdoba, ese monto debería elevarse a los 2.224 pesos por chofer; cifra que fue rechazada por los empresarios quienes -a su vez- ya advirtieron que no cuentan con fondos propios para enfrentar ni siquiera el acuerdo alcanzado por UTA nacional. Por eso, desde Fetap consideran dos posibilidades para enfrentar ese incremento: por un lado, recibir mayor subsidios de la Nación, cosa que no ocurrirá ya que los fondos se congelaron; y por el otro una suba del boleto, medida descartada por la propia Municipalidad. Es ante este escenario que el municipio, con la intención de frenar cualquier posible medida de fuerza, adelantó en concepto de préstamo a las empresas unos mil pesos por chofer (ver aparte). Cabe recordar que el propio intendente Ramón Mestre se autoimpuso terminar con los subsidios municipales para el transporte, aunque en un momento de coyuntura el año pasado se desdijo y erogó unos 19 millones de pesos para las empresas.

Aún así, las empresas pagarán esos mil pesos recién el viernes ya que “por cuestiones operativas” no podrán cobrar hoy sus salarios con ese incremento señalaron desde el Palacio 6 de Julio. Pero el punto que más disconforme dejó a la UTA no fue ése; en realidad lo que más molestó fue no haber conseguido que no se les descuenten los días de paro. Es que para muchos choferes eso representará unos mil pesos menos en el salario que hoy percibirán. Por eso, las bases están en plena ebullición y no descartan la aplicación de una nueva medida de fuerza.

En tanto, la audiencia pasó ayer a un cuarto intermedio hasta el martes de la semana que viene, mientras que el próximo jueves las partes se volverán a ver las caras en una reunión pero por el tema de la licitación del transporte. Por ese tema, rige una conciliación obligatoria y, cabe recordar, la declaración de la ilegalidad del paro de 60 horas concretado la semana pasada en la ciudad.

Comentá la nota