Pilotos: asumió oficialista en lugar de socio de Moyano

Pilotos: asumió oficialista en lugar de socio de Moyano
• Pérez Tamayo fue desplazado por su segundo, cinco meses antes de lo previsto.

• Se acercará a la CGT de Caló

Por: Mariano Martín

El aliado de Hugo Moyano que encabezaba la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) fue desplazado ayer de su cargo, cinco meses antes de lo previsto, por la lista que se impuso en las elecciones de diciembre último y que, como primera medida, enroló al gremio en una central de sindicatos del transporte afín al Gobierno. La junta electoral del gremio resolvió poner fin al mandato de Jorge Pérez Tamayo y anticipar la asunción de quien hasta ayer era su segundo en APLA, Pablo Biró, y que debía reemplazarlo recién el 11 de junio.

La disputa promete continuar en tribunales. Pero mientras Pérez Tamayo se encontraba ayer de vacaciones, Biró tomó posesión del cargo y su primera señal fue conciliadora hacia el Ejecutivo. Anunció que retirará el sindicato de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), que reporta a Moyano, para participar el 26 de febrero en el congreso fundacional de la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT), un sello paralelo que impulsó el taxista Omar Viviani con los gremios del sector que participan de la CGT oficialista, a cargo de Antonio Caló.

El viraje de ayer es producto de una crisis entre exaliados que estalló el año pasado, cuando Pérez Tamayo, además de la presidencia del gremio, asumió al frente de la obra social y propuso un millonario pago anticipado a la empresa de medicina privada. Biró, como referente de la mayoría de la Comisión Directiva de APLA, bloqueó ese planteo y desde entonces encabezó la oposición interna. En las elecciones de diciembre último, el hasta entonces número dos se impuso a Pérez Tamayo con más del 60% de los votos.

Renuncias

El ganador de las últimas elecciones se hizo ayer con la presidencia del gremio luego de una renuncia de la mayoría de los miembros de la Comisión Directiva, que le responden, que desembocó en una decisión de la Junta Electoral de poner en funciones a Biró junto con los miembros de la lista victoriosa.

Pérez Tamayo le dijo ayer a este diario que desconocía las facultades de la Junta Electoral y que, a su juicio, la situación actual del gremio era de «dos presidentes en simultáneo». No quiso anticipar sus movimientos pero en su entorno dijeron que acudirá a la Justicia.

Como informó este diario antes de las elecciones de diciembre, en caso de ganar, Biró tenía previsto conciliar posiciones con el Gobierno, a diferencia de Pérez Tamayo, alineado con Moyano y miembro de la CGT opositora. El nuevo número uno de APLA advirtió que será crítico de la gestión de Mariano Recalde en Aerolíneas pero le reconoció al Gobierno la renacionalización de la compañía y «el cumplimiento de buena parte de sus compromisos» con los trabajadores de la compañía de bandera.

Aunque de momento no abandonará la CGT de Moyano, Biró y su entorno sospechan que el camionero operó a favor de Pérez Tamayo en las elecciones. Además, adelantó que no participará en los actos de la CGT disidente. Y como primera muestra, dijo que participará de las reuniones de la UGATT y no de la CATT. El cambio fue una gestión de Viviani, uno de los principales gestores de la CGT de Antonio Caló.

La Asociación de Pilotos es un gremio chico, con menos de 1.500 afiliados pero con una posición estratégica en el sector aeronáutico. Al igual que los técnicos de aviones son los únicos sindicatos capaces por sí solos de paralizar la actividad. El jefe de los técnicos (APTA) es Ricardo Cirielli, que reporta a la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, y tiene buen diálogo con Moyano. El resto de los sindicatos aeronáuticos se reparten entre las dos CGT mayoritarias y la CTA de Hugo Yasky.

Comentá la nota