Piquete y quema de cubiertas tras el ataque a balazos a un taxista

Un taxista permanecía internado en estado delicado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde anoche ingresó con un balazo en el abdomen luego de haber sido abordado...
Un taxista permanecía internado en estado delicado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde anoche ingresó con un balazo en el abdomen luego de haber sido abordado, según alcanzó a denunciar ante la comisaría 20ª, por dos personas en el barrio Empalme Graneros. La agresión, aún por esclarecer, detonó una concentración de más de 200 choferes frente al centro asistencial, marco en el cual definieron, al cierre de esta edición de La Capital, la realización de una caravana de protesta hasta el casino City Center, donde hubo piquetes y quema de cubiertas.

Según precisaron fuentes policiales, Hernán Romero, de 51 años, manejaba el taxi dominio RA 3499 cuando fue abordado, cerca de las 21, por dos personas en Garzón y French. De inmediato, el hombre recibió un balazo en el abdomen.

Los agresores escaparon rápidamente del lugar y Romero, pese a la grave herida sufrida, logró llegar hasta la comisaría, donde lo derivaron en el acto al Heca. Ya en el hospital, el chofer fue sometido a una intervención quirúrgica de urgencia.

Los pesquisas indicaron a este diario “que una pareja le hizo señas al chofer para que se detuviera en Garzón y French y, supuestamente sin mediar palabra alguna, le dispararon en el abdomen”.

A los investigadores también les resultó llamativo “que ningún vecino escuchara una detonación, lo que no quita que igualmente se pueda haber realizado un disparo, y que el GPS (sistema rastreo satelital) del taxi marcaba diez cuadras de diferencia entre la posición del vehículo y el lugar de la agresión”.

Al tiempo que no descartaron “ninguna hipótesis”, también advirtieron que el chofer “primero aludió en su relato a una pareja, aunque luego habría hablado de dos hombres”.

En paralelo, más de 200 choferes autoconvocados comenzaron a concentrarse en torno al hospital, ubicado en avenida Pellegrini al 3200, donde durante varios minutos realizaron un corte de calle. Y, además de seguir atentamente la evolución del colega mientras era operado, debatieron en asamblea la realización de medidas de protesta.

Pasadas las 23, Sergio Giacopetti, referente de los autoconvocados, resumió: “La operación terminó y al colega lo pasaron a terapia intensiva. Está acompañado por su esposa y una hija. Nosotros resolvimos suspender las actividades en señal de solidaridad”.

De inmediato, los choferes (que por entonces superaban los 200) decidieron hacer en caravana hasta las inmediaciones del casino, ubicado en Oroño y Batlle y Ordóñez, donde permanecieron hasta esta madrugada.

Giacopetti adelantó que el sector pedirá hoy reuniones con autoridades provinciales y policiales.

Dirigentes del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario (SPT), que mantienen diferencias con los autoconvocados ( que depararon incidentes la semana pasada), no descartaron encarar un plan de lucha.

La Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar) se declaró en estado de alerta y definirá hoy los pasos a seguir.

Comentá la nota