Los piquetes de la izquierda garantizaron el éxito de la protesta

Los piquetes de la izquierda garantizaron el éxito de la protesta

En otra muestra de adhesión a las protesta decretadas por el sindicalismo opositor al Gobierno, más allá de las diferencias históricas e inocultables que no soslayan, las fuerzas político-sindicales de la izquierda llevaron adelante su piquetes en accesos a la Capital Federal, desde las primeras horas de la mañana y hasta pasado el mediodía.

En efecto, el denominado “sindicalismo combativo” interrumpió el tránsito vehicular a través los piquetes que había realizado sobre la Autopista Panamericana y otros puntos neurálgicos del acceso a la Ciudad de Buenos Aires el marco del paro nacional del transporte.

Los manifestantes alineados con el Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) realizaron sus manifestaciones entre las 6 y las 10:30, y desde ese momento comenzaron a levantar los cortes que afectaron a miles de automovilistas que intentaron llegar a sus trabajos a pesar del paro. Se levantaron entonces el corte total que había sobre el Puente Pueyrredón; el kilómetro 31,5 de la Ruta Panamericana Frente a la fábrica Lear; los accesos a la autopista en Buenos Aires-La Plata; y el kilómetro 21,6 del Acceso Oeste, a la altura de Vergara. También fueron liberadas la esquina porteña de Avenida Corrientes y Callao; y la avenida Entre Ríos, frente al Congreso Nacional, donde también se observaron protestas de militantes del PTS.

“Sin caldo gordo”

El diputado por el Frente de Izquierda Néstor Pitrola consideró la huelga como “más funcional” a ese espacio político que a los sindicatos enrolados en la CGT Azopardo, y criticó a la “burocracia sindical”. “El paro es más funcional a la izquierda que a Moyano (Hugo), que viene de error político en error político. En el conurbano bonaerense, le ganamos a su lista y puso a su hijo a apoyar a (Sergio) Massa, que viene en caída libre”, evaluó el legislador.

En declaraciones a FM Nacional Rock, Pitrola insistió en la tesitura de reivindicar el perfil de la izquierda, considerando que con sus movilizaciones, no le hacen “el caldo gordo a los socios políticos de (Luis) Barrionuevo”. Según el diputado, “un paro de la clase obrera siempre es nuestro paro. El Partido Obrero tiene por referencia a los trabajadores nacionales y el momento del paro nacional es un momento excepcional”, explicó.

En el análisis de la huelga para ambos frentes irreconciliables, la adhesión y los piquetes jugaron un papel importante en el impacto de la medida.

Comentá la nota