Piquetes en la terminal y la Ruta 35

Los gremios estatales cumplieron ayer su segundo día de protesta en el marco del paro de 72 horas que comenzó el martes y culminará a última hora de este día.
La jornada fue una de las más agitadas desde que la Mesa Intersindical se lanzó al ruedo, aglutinando a nueve de los sindicatos que representan a los trabajadores del Estado provincial. La medida de fuerza se inició en plena madrugada, cuando se realizaron cortes de calle que bloquearon el ingreso y salida de la Terminal de Omnibus.

A media mañana, los dichos del gobernador Oscar Jorge y de su ministro de Hacienda (ver páginas 10 y 11) contra la Intersindical calentaron más los ánimos. Los estatales se juntaron a las 17 sobre el acceso sur a la ciudad para realizar un corte total de la ruta 35, que obligó al desvío de quienes transitaban por allí y se vieron sorprendidos por el piquete.

Los estatales de ATE, UPCN, Sitraj, Sipos, SOEM, Sitrasap, Sitravip, APEL y Luz y Fuerza La Pampa están reclamando un incremento salarial de un 35% anual. Luego de un largo reclamo en el primer semestre consiguieron un aumento del 20% y ahora van por el 15 restante, sin embargo, Jorge anunció una suba del 4 por ciento.

Diálogo.

El corte de las calles que rodean la Terminal de Omnibus causó trastornos a los servicios de media y larga distancia que operaron entre las 5.30 y las 9. Los estatales incendiaron neumáticos en esquinas clave, como San Jorge y Corrientes y, a 200 metros de allí, Avenida Luro y Corrientes. El humo invadió las zonas aledañas.

La Terminal lució vacía. Luego de la primera hora de cortes, eran entre tres y cuatro los micros que habían tenido que bajar y subir a sus pasajeros en las inmediaciones. La idea de bloquear la estación surgió de los municipales, apoyados por la Intersindical.

Gustavo Montiel, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, instó al gobierno provincial a reabrir la negociación salarial. "La idea es que el gobierno entienda que debe convocar al diálogo porque si no lo hace estamos dispuestos a profundizar las medidas de fuerza", dijo en diálogo con Radio Noticias.

Concluido el piquete, los manifestantes se trasladaron a la explanada de la Casa de Gobierno desde donde hicieron sentir su protesta, mientras Jorge presidía un acto en el Salón de Acuerdos junto al ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur.

Como De La Rúa.

Para esa hora los estatales ya tenían programado el corte de la 35 que realizaron por la tarde. A las 17, comenzaron a llegar los manifestantes, colocaron los neumáticos en el medio de la calzada e iniciaron el fuego. Una densa columna de humo negro podía verse desde la ciudad. El piquete abarcó también a las colectoras. Algunos camioneros y automovilistas decidieron esperar en la banquina, mientras que otros giraron para tomar un camino alternativo, aunque más largo para llegar a destino.

Consultados por LA ARENA, los principales dirigentes respondieron a los dichos de Jorge. "El único culpable es este gobierno inactivo -dijo Ceferino Riela, secretario general del Sitraj-. Ellos nos están desafiando a ver quién es más macho en este conflicto y acá la única parte débil somos los trabajadores. Si ellos están pensando en dilatar el conflicto y llegar hasta noviembre, seguramente vamos a estar en la inauguración del autódromo y no vamos a pagar la entrada",

Monologuista.

Jorge Lezcano, titular de UPCN La Pampa, culpó a la intransigencia del Centro Cívico por la magnitud que tomó el conflicto. "Acá no vamos a modificar nuestra postura por una u otra palabra que se dice. Esta no es una cuestión de comunicación. Los salarios son magros y el endeudamiento de los trabajadores del Estado viene de muchos años", dijo.

"El gobernador dice que esto bordea el delito, porque él está bordeando la represión. Tiene intenciones de reprimir y no se anima -disparó Ricardo Araujo, de ATE-. Cuando los pueblos se sublevan en contra de los gobernantes que son autoritarios, bordean el delito. Jorge se tiene que mirar en el espejo de De La Rúa, porque después de diez años es De La Rúa el que está sentado en el banquillo y no el pueblo que lo echó".

Carlos Ortellado, titular del Sitrasap, le recordó a Jorge que la gente que protesta es la que día a día mantiene todo el andamiaje del Estado. "La violencia la genera la clase política gobernante. Jorge no puede hablar de diálogo, porque cada vez que nos encontramos, lo único que sabe hacer es monologar", afirmó.

Reunión en la plaza y movilización

La última jornada de las 72 horas de paro incluirá una concentración en la plaza San Martín a partir de la hora 10. Los estatales partirán desde allí en una movilización que recorrerá las calles céntricas para concluir más tarde en la explanada de Casa de Gobierno. "Esto mismo que hicimos acá, lo vamos a hacer allá", dijo ayer un dirigente gremial a este diario mientras señalaba los neumáticos que ardían sobre la ruta 35. A partir del viernes, el plan de lucha ingresará en un impasse a la espera de un llamado al diálogo por parte del gobierno.

¿Gambeta al descuento?

La semana pasada los gremios estatales llamaron a un paro de 48 horas, en reclamo de mejoras salariales, que se concretó el miércoles 19 y el jueves 20. Los agentes de la administración pública provincial que se plegaron a la protesta sabían de antemano que el gobierno le descontaría los días.

Por eso en General Pico habría causado molestia que un grupo de delegados de la Unión Personal Civil de la Nación recurriera a un artículo de la ley 643 (Estatuto del Empleado Público) para "gambetear" ese descuento.

Según trascendió ayer en fuentes confiables, al menos cinco delegados, de distintas ramas, habría pedido el artículo 153, inciso f), en algunos casos para los dos días y en otros para uno.

Ese inciso dice que el agente tendrá derecho a un permiso de salida durante la jornada laboral, "cuando fuera designado para desempeñar cargos de representación sindical en organismos estatales" y que es extensivo para los dirigentes gremiales "cuando deban concurrir a reuniones o realizar gestiones ante organismos del Estado". El texto aclara que esos permisos no están sujetos a compensación

Comentá la nota