En el "Planeta Calcagni", no hay tensión entre el Gobierno y la CGT

En el "Planeta Calcagni", no hay tensión entre el Gobierno y la CGT
A pesar de la movilización efectuada hoy por Camioneros en Puerto Madero, el gremialista mendocino consideró que "Si los trabajadores reclaman lo que les corresponde, no hay tensión". Silencio de radio en el gremio de los camioneros mendocinos ante el anuncio de Pablo Moyano.
Para el titular de la filial mendocina de la CGT, Rodolfo Calcagni, no hay tensión entre el Gobierno nacional y la CGT. Y defendió el rol de Hugo Moyano, cada vez más distanciado del kirchnerismo luego de que su hijo Pablo se movilizara este martes por el lujoso Puerto Madero y anunciara una movilización para llegar a las puertas de la Casa Rosada.

Calcagni separó la protesta que ayer encabezó el hijo mayor de Moyano por 200 despidos ocurridos en Trelew y efectuados por Correo Sur, una empresa que trabaja para la gasífera Camuzzi. Moyano circunscribió esta situación a las políticas de "ajuste" que está llevando a cabo el Gobierno nacional al comienzo de su segundo período de gestión.

En este mismo acto, Moyano recargó las tintas: amenazó con una nueva movilización, pero ante las puertas de la Casa Rosada. Esto provocó la lógica reacción de los referentes del kirchnerismo. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que el gesto de fuerza que pretende Moyano es un "apriete". Más duro fue el ministro de Interior, Florencio Randazzo, que expresó que el camionero debe "irse" del PJ.

Pese a la escalada de virulencia discursiva, para el titular de la CGT mendocina "no hay tensión" y consideró que no hay que mezclar la situación particular de un gremio - como el de Camioneros, eje troncal del poderío de Moyano- con la organización gremial que dirige el líder camionero.

"Si un gremio hace una movilización, eso no quiere decir que haya tensión, no hay que mezclar las cosas", manifestó Calcagni, que es titular de Sipemon, el gremio de los choferes de colectivos.

Calcagni deslindó la movilización en Puerto Madero de las diferencias que se han suscitado últimamente entre Hugo Moyano y el Gobierno nacional. Consideró que "si los trabajadores reclaman lo que les corresponde, entonces no tiene por qué haber tensión".

El sindicalista mendocino destacó el rol de Hugo Moyano y aseguró que éste no ha cambiado para nada. "Sigue reclamando lo mismo que hace diez años y va a seguir insistiendo", explicó Calcagni en su defensa de Moyano.

MDZ intentó comunicarse con Rubén Zárate, líder de los camioneros en Mendoza, pero sus allegados indicaron que no hablaría con la prensa "en este momento".

Hace dos años atrás, este dirigente camionero señalaba lo siguiente en una nota publicada en Los Andes, mucho antes de que comenzara a resentirse la relación entre el poderoso sindicalista y el kirchnerismo: "A Hugo -por Moyano- el Gobierno no lo quiere porque sea bonito o simpático. Nosotros manejamos el 80 por ciento de la producción del país y les conviene llevarse bien porque cualquier protesta tiene mucho impacto".

Comentá la nota