Planta recicladora en crisis

Continúan las diferencias en torno a la gestión y organización de la Coopeplus, entidad que agrupa a los trabajadores que se encargan de la separación de residuos en el predio del Relleno Sanitario, dentro del galpón donde se encuentra la planta recicladora.
Mientras un gran número de cooperativistas se alejaron afirmando que la dirección no se preocupa por generar mayores ingresos, otros defienden la gestión que encabeza Claudio Maldonado como presidente, afirmando que los que se fueron "es porque no quieren trabajar".

Hace algún tiempo se sabe que el Consejo de Administración en torno a esta cooperativa es cuestionada por algunos de los socios que la conformaron en sus inicios. En tanto algunos aseguran que la dirección "trata mal" a los trabajadores y no se ha preocupado por gestionar las ayudas que debían proveerse desde Nación a través del municipio local, otro integrante puntualizó que los que se fueron es porque "esperaban los subsidios y al no llegar, se fueron porque no querían trabajar".

Así lo confirmó Santiago Sad, que trabaja en la Coopeplus. Según indicó a LA ARENA, son alrededor de 16 personas las que se desempeñan habitualmente en el predio que tienen destinado junto a la cinta transportadora. Lo extraño es que este diario se acercó ayer por la mañana hasta el predio y a las 10, no sólo no había nadie sino que el galpón se encontraba cerrado, cuando el horario de separación que les ofreció la Municipalidad era de 3 a 10. "No estamos trabajando porque los camiones están de vacaciones", aseguró Sad. Sin embargo, resultó curiosa la justificación frente al incesante movimiento que se registró durante la estancia de los representantes de este medio en el relleno, esa misma mañana.

Otro trabajador que se encontraba en ese momento cerca del galpón, reconoció haber iniciado su trabajo con la cooperativa y rechazó lo dicho por Sad. Afirmó que sólo son unas seis personas las que continúan separando residuos con la entidad, e hizo mención al mal trato que ofrecen los actuales gestores de la cooperativa, uno de los motivos que habría generado el alejamiento de los demás cooperativistas.

Lo más destacado es su balance del trabajo: este joven que prefirió no dar su nombre, explicó que económicamente "conviene más trabajar de forma particular que en la cooperativa: yo sólo gano separando 700 pesos por semana y en la Coopeplus, se saca esa misma cantidad por mes y por trabajador".

Por su parte, Santiago Sad explicó que con la separación y el trabajo en el galpón, gana alrededor de 1.200 pesos por mes y agregó que "se han tomado otras personas para colaborar, aunque no están inscriptas dentro de la cooperativa".

"Las cosas se hacen todos juntos, la gente que se fue no quiere laburar; son vagos. No les gusta porque no ganan nada", puntualizó Sad. Además, confirmó que estos últimos trabajadores ingresados, pese a no estar inscriptos como cooperativistas, cuentan con el seguro municipal para trabajar allí.

Antecedentes.

De esta forma, se evidencian los conflictos internos en el Consejo de Administración de la cooperativa y la merma en la recolección y separación de residuos, que se planteó inicialmente como una solución a la basura producida en la ciudad, junto con la consecución de fuentes de empleo para la gente que se gana la vida separando cartones, vidrios y material orgánico.

A principios de este mes, un grupo de recicladores se dirigió a Casa de Gobierno a dialogar con Gabriela Zapata, directora de Cooperativas y Mutuales; quien les manifestó que un nuevo llamado a elecciones de autoridades "es un proceso largo, porque antes hay que hacer un llamado oficial, con notificación al Consejo de Administración".

De esta forma, esperan que una vez finalizados los recesos por las fiestas de fin de año, se pueda concretar la nueva instancia de selección de autoridades representativas. El convenio entre la cooperativa de recicladores y la Municipalidad de Santa Rosa se firmó en marzo de este año, después de varias jornadas de fuertes reclamos. El acuerdo especificó que los operarios clasificarían los residuos sólidos urbanos, no patológicos, ni contaminantes, por espacio de cinco años.

Presidente.

Claudio Maldonado, actual presidente de la Coopeplus, no ha podido ser localizado por este medio que hace varias semanas que intenta dialogar con él para conocer su postura en torno a los conflictos. Incluso algunos cooperativistas han solicitado un adelanto en las fechas de elección de nuevas autoridades para organizar la entidad.

Según la información que trascendió, Maldonado se ha alejado de Julio Acosta, secretario del gremio Luz y Fuerza, que en momentos de lucha por conseguir trabajar ordenadamente en el predio del relleno, supo asesorar a los directivos de la agrupación solidaria.

Comentá la nota