“No hay plata”: la respuesta ante los reclamos de los docentes universitarios

“No hay plata”: la respuesta ante los reclamos de los docentes universitarios
Durante una asamblea desarrollada en el patio del Rectorado de la UNT, la comunidad educativa reflejó el malestar del sector por la falta de respuestas de las autoridades nacionales y locales a planteos laborales y monetarios. Problemas de deserción estudiantil. Continúa sin salida el conflicto en la Escuela de Sacarotecnia.
El malestar de los docentes universitarios, quienes reclaman obtener mejores condiciones laborales y salariales, se hizo sentir en la jornada de ayer en las afueras del Rectorado de la UNT, donde se llevó a cabo una concentración y asamblea en el marco del paro por 24 horas dispuesto por ADIUNT en las 13 facultades y escuelas experimentales, en coordinación con la medida de fuerza concretada a nivel nacional a través de la CONADU Histórica.

La protesta, en esta ocasión, estuvo acompañada por diversos sectores gremiales y referentes de la comunidad educativa de la Casa de Altos Estudios, quienes manifestaron su descontento ante una serie de problemáticas surgidas en ámbitos específicos como son los casos de la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia (EAS) y el Instituto Técnico de Aguilares (ITA).

La medida de fuerza se decidió para continuar exigiendo la reapertura de la mesa de negociación salarial, la eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios y de los topes a las Asignaciones Familiares, además de exigir por una carrera docente con estabilidad laboral y por un convenio colectivo de trabajo único y obligatorio en todas las Universidades Nacionales.

"Nos manifestamos en contra de un impuesto expropiativo del salario al trabajador común, porque deben saber que no somos privilegiados los docentes que cobramos 5000 pesos y debemos ver colgar sobre nosotros la espada de Damocles que constituye este impuesto, que nos recorta los incrementos salariales que recibimos, ya de por sí muy deteriorados. El aumento que se nos concedió en el sueldo es una infamia y un insulto a la inteligencia de los docentes universitarios", señaló Ángel Paliza, secretario adjunto de ADIUNT.

Como se recordará, en abril el gobierno nacional y los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) firmaron con las restantes federaciones un incremento salarial para todo el año consistente en un 20,5 por ciento a efectivizar en tres cuotas no acumulativas. Acuerdo que mereció el rechazo generalizado de los 22 gremios de CONADU Histórica, cinco gremios de la CONADU y la mayoría de las regionales de la Universidad Tecnológica Nacional, quienes por decisión de asambleas y encuestas nacionales consideraron que dicho aumento era insuficiente.

El secretario general de ADIUNT, Walter Díaz indicó que se elevaron los planteos expuestos ante las autoridades pertinentes, pero que hasta el momento la única respuesta que obtuvieron fue la imposibilidad de acceder a los reclamos a causa de dificultades financieras.

"Ellos dicen que ya se acordó a nivel nacional en las paritarias, por lo que no hay nada más que discutir, pero en el fondo la respuesta real es que no hay dinero, por tal motivo, al no haber posibilidades nos dicen que habrá que esperar el año que viene. Se planteó tanto al Ministerio de Educación de la Nación como a la Secretaría de Políticas Universitarias, pero lo único que hicieron es encoger el hombro ante las quejas", manifestó Díaz.

Asimismo, el dirigente remarcó que los topes salariales que el gobierno nacional "intentó imponer en las negociaciones con los gremios afines no sirvieron para cubrir los avances de la inflación y de los índices de precios al consumidor, así como los desmedidos aumentos de las tarifas de servicios".

Agregó en este sentido que el malestar en las Universidades se profundiza "por la precaria situación laboral a la que se ven sometidos más de un 70 por ciento de los planteles docentes, donde decenas de miles son interinos, tienen contratos a término, son monotributistas o directamente no cobran salario alguno por el trabajo que realizan como 'ad honorem' en las unidades académicas".

Quejas estudiantiles

Al insistir con la postura radicada en la necesidad de reabrir la mesa de negociación salarial, pero con el condicionamiento expuesto desde el PEN, Paliza indicó que "siempre nos salen con el mismo argumento de que la Nación no envía los recursos porque directamente no disponen de los mismos". Seguidamente, consideró que “todo esto ya no se centraliza en una cuestión económica, por ello debemos bregar por conseguir una nueva política universitaria a nivel nacional, que tienda a reformar una estructura institucional heredada del menemismo y que esta gestión (por el kirchnerismo) mantiene aún, como la Ley de Educación Superior y la creación de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) que nos controla permanentemente", aseveró.

Por su parte, el secretario general de la Federación Universitaria de Tucumán (FUT), Diego Rodríguez exhibió también la preocupación suscitada en la rama estudiantil en razón de los perjuicios que sufre este sector al momento de encarar el cursado de las respectivas carreras elegidas.

"La situación del estudiantado en la universidad viene muy mal, y esto se manifiesta sobre todo en el alto nivel de deserción que se produce, básicamente motivado por cuestiones económicas y restricciones académicas, por lo que cuesta en demasía la permanencia en los primeros años del cursado", resaltó.

En paralelo a ello, y a modo coincidente con lo consignado hasta aquí, indicó que "la única respuesta que obtenemos de las autoridades es que no disponen de plata tanto para comedores o bien becas universitarias y lo peor de todo es que el dinero sí está disponible, pero nos llevan a una situación de ahogo presupuestario que lo padece toda la comunidad educativa", arremetió Rodríguez.

El conflicto surgido en la EAS, también estuvo presente en la jornada de ayer mediante los conceptos vertidos por el secretario de Trabajo del Centro de Estudiantes de la Escuela, David Valdez quien alertó que "estamos atravesando un problema institucional grave por el cual no se nos otorga la currícula completa, hay materias que no tenemos, especialmente las prácticas y guardias de campo. Aducen que todo se debe a un problema presupuestario, ya que el dinero no aparece, no está. Hay chicos de quinto año que no tienen clases en cuatro materias, a raíz de irregularidades y cosas que funcionan mal".

Vale indicar que los estudiantes piden, en especial, que se reimplementen las guardias de campo con la modalidad tradicional (durante las 24 horas, todos los días del año). Desde el Rectorado se les ofrece un sistema progresivo, que comenzaría de 8.00 a 16.00 para extenderse, en septiembre, hasta las 18.00. La propuesta oficial ampara que un día a la semana la guardia se extienda por 24 horas.

Al finalizar la protesta, los docentes reunidos en asamblea definieron llevar el mandato al plenario de la CONADU Histórica de realizar un paro por 48 horas para el próximo 28 y 29 de agosto. El plenario se reunirá el viernes y de allí saldrá la fecha de las nuevas medidas de fuerza.

Educadores del Instituto Técnico de Aguilares exigen “equidad y justicia laboral”

"Los vientos del Sur últimamente traen reclamos e injusticia, esperemos que en algún momento nos depare equidad laboral", de esta forma se expresó ayer en el patio del Rectorado el docente del Instituto Técnico de Aguilares (ITA), Luis Achín para proyectar las dificultades afrontadas por el plantel de educadores de esa institución. En tal sentido, es dable mencionar que en esta ocasión el reclamo se sustenta en una "mala liquidación" de los haberes, puesto que, indicó Achín "no se cumple con la disposición que indica que los docentes que no prestan trabajos netamente de aula sean remunerados de igual manera que los que cumplen las horas reloj". Al respecto, al contabilizar horas cátedra en lugar de horas reloj, los docentes del ITA perciben un 66 a 70 por ciento del total de lo que deberían cobrar. Al hacer mención sobre las pautas para recuperar el nivel monetario, Achín señaló que "estamos cansados de palabras y promesas, queremos una realidad concreta. El ofrecimiento que nos hicieron radica en el 10 por ciento de mejora. Esto no es un juego, tratemos de ser serios, exigimos justicia para los docentes del Sur". Desde la UNT justificaron la situación acaecida señalando que la mayoría de los docentes del resto de las Escuelas Experimentales perciben sus salarios de acuerdo al sistema de horas cátedra (brindadas exclusivamente frente al aula), en vez del sistema por cargo (reparte las horas frente al aula con otras tareas institucionales). "Es por esta razón que el sistema de retribución es distinto y particular, pero ello no implica que sea diferente o irrazonable. No puede pretenderse igual sistema de retribución para distinta prestación de servicios docentes", puntualizó Marta Suárez de Tuzza, subsecretaria académica de la UNT.

Comentá la nota