Playas: “El Municipio colocó carteles pero no se toma consciencia”

Playas: “El Municipio colocó carteles pero no se toma consciencia”

Lo advirtieron desde la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), al reiterar la advertencia por las “constantes” situaciones de desprendimientos de acantilados de zona sur y la escasa precaución que toman las personas que se acercan a esos lugares. “Siguen arriesgando su vida”, enfatizaron.

Desde la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) volvieron a advertir los desprendimientos de acantilados que ocurren en playas del sur de la ciudad en forma “constante” y mostraron preocupación por la poca “consciencia” que tienen las personas que se acercan hasta esos lugares, por el alto riesgo que implica su presencia.

“Se han colocado los carteles de advertencia pero la gente desgraciadamente no toma consciencia: se hace caso omiso a los anuncios y se siguen acercando hacia los barrancos poniendo en riesgo su vida o los patrimonios, como los autos”, manifestó Luciano Grimaldi, titular de la UGA.

A principios de esta semana, otro siniestro se registró sobre el sector de Playa Serena, que terminó con una nena de 8 años y una mujer, de 53, internadas con lesiones de diversa gravedad, al desprenderse un barranco. Y a fines de marzo, otra situación similar se registró en la playa Luna Roja.

El Secretario General del gremio remarcó que los desprendimientos en las playas “son constantes” por las condiciones que mantiene el oleaje y el vieno a esta altura del año. “Los desprendimientos ocurren y esto se puede observar simplemente con todos los fósiles que pudo recolecar el Museo Scaglia últimamente, que es una cantidad como nunca se había visto antes”, graficó.

Si bien el dirigente reconoció que se han colocado la mayoría de los carteles que fueron anunciados, Grimaldi consideró, en diálogo con El Marplatense, que la Municipalidad también “necesitaría tomar otro tipo de medidas” preventivas para que no ocurra una “tragedia”, tal como sucedió a principios de año.

“La gente no respeta los carteles, pero los carteles no salvan vidas: sólo están para alertar. Tampoco la idea es poner a una persona al lado de cada uno para ver qué es lo que hace uno o lo que deja de hacer“, consideró.

El principal exponente de la UGA consideró que deberían imponerse mayores “restricciones” sobre la circulación de los sectores de riesgo de esas playas para evitar un aproximación de las personas. “Hay que respetar un poco más las indicaciones que se dan. Sigue siendo una costumbre durante los fines de semana acercarse a los acantilados”, afirmó.

Comentá la nota