Plazo de 5 días por el conflicto de los guardavidas

“Si no hay acuerdo, vamos a un paro total” expresaron los representantes del sindicato de guardavidas antes de reunirse este lunes con el intendente Gustavo Pulti y el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango. Habrá nueva reunión con propuesta el viernes
Todo comenzó hace largo tiempo, con reclamos y banderas colocadas en señal de protesta en las playas, mientras los guardavidas prestaban servicio.

Meses atrás, el estado municipal determinó -con el aval de la Provincia, y por consecuente de la Nación- que los socorristas del mar debían trabajar cinco meses a partir de esta temporada 2010-2011. Esos cienco cincuenta días cuentan desde el 15 de noviembre pasado hasta el 15 de abril próximo (ver notas relacionadas).

Cuando los guardavidas decidieron bajar a la playa a iniciar su labor a mediados de noviembre, cumplían con lo pactado con el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, muchos concesionarios de balnearios, que habían avisado con anterioridad no estaban en acuerdo con la medida, rechazaron la presencia de los trabajadores e incluso no les facilitaron los elementos de trabajo (ver notas relacionadas).

En los primeros días de diciembre, con la liquidación de haberes de los quince días de noviembre, al menos 80 guardavidas se encontraron con que no habían recibido el pago por su trabajo.

Esta situación, sumada a la demorada paritaria de aumento de sueldo, en la cual los guardavidas reclaman un ascenso de al menos el 30%, desembocó en la determinación de la toma de medidas de fuerza.

Este domingo, cuando miles de turistas se disponían a disfrutar de un día de playa llegando a bordo de sus vehículos, se encontraron con una protesta encabezada por guardavidas que impedía el ingreso al complejo de playas de Punta Mogotes.

El bloqueo, que duró cuatro horas, fue concretado a través de la quema de neumáticos en los pasajes que comunican la avenida Martínez de Hoz con los estacionamiento de los 20 balnearios por parte de los guardavidas del sindicato.

La medida de fuerza fue levantada cuando las autoridades bonaerenses se comprometieron a recibirlos, cuestión que finalmente ocurrió 24 horas después.

Pasó un fin de semana complicado y, luego de las negociaciones y propuestas que existirán para el viernes, se sabrá si el segundo domingo de 2011 viene más agitado que el primero

Comentá la nota