En plenas vacaciones, lanzaron un paro de micros de larga distancia

Rige desde la 0 hora de hoy por “tiempo indeterminado”. Es porque no hubo acuerdo en la discusión salarial.
Sobre la mesa de la oficina del Ministerio de Trabajo, estaba el acta. La Unión de Tranviarios Automotor (UTA) y la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) habían acordado un aumento del 23%. Pero al momento de firmar, los transportistas pidieron un retroactivo en los salarios. El acuerdo se disolvió y los representantes de la UTA se retiraron de la mesa de negociación. Antes anunciaron que a partir de las 0 de hoy no saldrían micros y que la medida sería “por tiempo indeterminado” , aunque en los hechos muchos micros dejaron de salir a las 21.30 de ayer. Sucede a días del inicio del segundo fin de semana de la vacaciones de invierno.

El secretario de prensa de la UTA, Mario Caligari, señaló a la agencia DyN que “tras varias horas de reunión con los empresarios, volvieron a fracasar las negociaciones salariales por lo que dispusimos un paro nacional de colectivos de larga de distancia por tiempo indeterminado”.

La medida de fuerza abarca a 25 mil conductores de micros en todo el país. Otro dato sobre el impacto de la medida de fuerza es que noventa de cada 100 pasajeros que utilizan los transporte públicos de larga distancia eligen el ómnibus.

Lo mismo sucedió el viernes, cuando a las 18 los choferes de micros de larga distancia anunciaron una huelga y por casi cuatro horas no salió –ni entró– ningún micro a la Terminal de Retiro, con una unidad obstaculizando la principal puerta de acceso. Los pasajeros que llegaban tuvieron que bajarse en los alrededores de la terminal. Y quienes querían viajar vieron demorada su salida.

“Estábamos a punto de firmar el convenio cuando la UTA reclamó un retroactivo al 1° de enero y hasta marzo de $700, y de abril a junio de $1000. Y $1.200 en adelante. Nosotros hicimos un gran esfuerzo para que esto no pase. Estamos haciéndole frente a la quita de subsidios del Estado”, señaló Mario Verdeguer, presidente de CELADI. Agregó que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria pero que el sindicato no la acató, y que hoy a las 15 habrá una nueva reunión.

Anoche en Retiro había mucha confusión e incertidumbre. La gente se agolpó en el puesto de informes para preguntar si su micro salía o debían volverse a sus casas. La respuesta era que “si el paro se levantaba, los micros salían”. Es decir que no había muchas opciones y la mayoría decidió quedarse a esperar. Tal fue el caso de Elías Pertusatti y Lucas González, dos chicos de 18 años que volvían a Trenque Lauquen por la empresa Chevallier, decidieron pasar la noche en Retiro aunque no lo tenían planeado. “Esto puede durar una, dos o 24 horas. No tenemos más información para dar a los pasajeros”, le dijeron a Clarín en la ventanilla de Vía Bariloche.

Comentá la nota