Plottier: violenta protesta en casa de funcionarios

Plottier: violenta protesta en casa de funcionarios
Trabajadores municipales arrojaron basura y agredieron al esposo de la secretaria general de la Intendencia.
Los trabajadores de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Plottier se manifestaron violentamente el miércoles en reclamo de un plus salarial. Quemaron gomas por la tarde frente al municipio y luego arrojaron basura en el domicilio del intendente Andrés Peressini y en la de la secretaria de Gobierno, donde invadieron el domicilio y agredieron a trompadas a su esposo.

También se registró un violento ataque a la hija de un concejal del oficialismo, pero aún no se confirmó si los agresores fueron los mismos que generaron los otros hechos.

Peressini informó que hizo las denuncias judiciales de los hechos, reiteró que mantendrá el cargo y pidió a todos los sectores que tienen la posibilidad de superar la crisis a trabajar de manera urgente para encontrar las soluciones.

El secretario general de UPCN de Plottier, Carlos Ponce, arremetió ayer contra el gobierno provincial al que le reprochó no cumplir con la ayuda que había prometido. "Habían dicho que una vez que se cumpliera con la documentación iba a mandar el dinero para los sueldos, pero el dinero no llegó". Dijo que hoy harán una asamblea para decidir qué actitud asumirán, "porque seguimos siendo rehenes de la situación".

Los momentos más violentos los sufrió la familia de Juanita Arias, secretaria general de la intendencia. En la noche, mientras su esposo miraba una película acompañado de sus dos hijos, escuchó gritos e insultos que provenían de la calle. Luego "empezaron a tirar piedras, botellas y basura. Después golpearon el portón y lo rompieron", comentó la funcionaria, que al momento no se encontraba en el domicilio.

Añadió que cuando su esposo enfrentó al grupo de municipales, comenzaron a agredirlo: "se metieron adentro de mi casa, le pegaron patadas y tres trompadas en la cara. Pero por suerte se encuentra bien", explicó. Comentó que la policía "se llevó a uno de los agresores, pero después lo soltaron".

Minutos antes el mismo grupo, que no pertenece a ninguno de los gremios, se había agolpado en la casa de Peressini y arrojó una gran cantidad de basura en su puerta. Luego de esto el intendente convocó a su gabinete.

Arias dijo que el conflicto inició el martes. Los empleados de la planta reclamaron un plus de 500 pesos por trabajo insalubre. "Fui a hablar con ellos a la tarde, pero el municipio está en crisis y no podemos aumentar salarios. Después de que le dimos la negativa pidieron que, entonces, les paguemos primero a ellos y después al resto de los municipales".

Ante las continuas negativas del municipio Arias señaló que los empleados la amenazaron y le advirtieron que se habían apropiado de uno de los camiones de la municipalidad. Recordó que en abril un empleado del mismo grupo la atacó mientras ella circula en su camioneta, acompañada de sus hijos, por la avenida principal de la ciudad.

Comentá la nota