Con pocas definiciones sobre la paritaria, Lafalla abre este martes el diálogo con los gremios disidentes

Con pocas definiciones sobre la paritaria, Lafalla abre este martes el diálogo con los gremios disidentes
El ministro de Gobierno ratificó que la negociación comenzará en febrero pero dijo que todavía no se decide quien estará a cargo por parte del Poder Ejecutivo.
El ministro de Gobierno, Rodolfo Lafalla, tendrá este martes a la tarde su primer encuentro con los representantes de los gremios más rebeldes con vistas a la paritaria para definir los aumentos de la administración pública.

Sin embargo, de entrada, Lafalla aclaró que no tiene previsto discutir con ellos los montos del aumento. “Yo no discuto salarios porque soy autoridad de aplicación. Mi objetivo es llevar las partes al diálogo”, se escudó el funcionario.

Desde el sector sindical tampoco hay expectativas en este sentido, aunque esperan que la reunión derive al menos en una agenda concreta para la negociación, que según tiene previsto el Poder Ejecutivo, arrancará el mes que viene.

“El ministro tiene que hablar de una reapertura salarial y procurar que el diálogo no se dilate, porque en ese caso se estaría buscando el conflicto”, adelantó Isabel del Poppolo, secretaria general de AMPROS, el gremio que agrupa a los profesionales del sistema de salud.

También indicó la gremialista que el sector apunta a recibir un aumento del 35 por ciento como mínimo y arrimar el salario mínimo a los 8.500 pesos, monto que recibe (gracias al acuerdo de diciembre) el Policía que recién comienza a trabajar. “Nosotros tenemos médicos que cobran 6.800 pesos de bolsillo y eso los desalienta. Están proponiendo cobrar por prestación y eso implicaría la privatización de la salud pública. La situación es de anarquía en el sistema”, dramatizó Del Pópolo.

Gremios combativos. Lafalla recibirá en la Casa de Gobierno, además de AMPROS, a los representantes del gremio de los empleados judiciales y el ATE, que es conducido por la adversaria más dura para el Gobierno: Raquel Blas.

La ronda de conversaciones del ministro arrancó el viernes, día en que recibió a representantes de la CGT y la CTA cercana al Gobierno. Junto al jefe de gabinete Mauricio Guzmán y el asesor legal Roberto Domínguez, Lafalla recibió inquietudes diversas del SUTE (el gremio de los maestros, que estuvo representado por su titular, Adrián Mateluna), SIPES (Sindicato del Personal Estatal de la Salud de Mendoza)y APEL (empleados legislativos), entre otros.

Algunos de los temas que se discutieron el viernes, según el comunicado oficial, fueron el pase a planta permanente del personal contratado, el acceso a la vivienda y el régimen de asignaciones familiares, entre otros.

Ya el viernes Lafalla confirmó que la paritaria comenzará en febrero, aunque por ahora no hay definiciones claras respecto al modo en que encarará el Gobierno las definiciones. De hecho, el funcionario indicó que todavía no está definido quién será el paritario central del Poder Ejecutivo. Ese rol lo desempeñó el año pasado Guzmán, quien ahora es su jefe de gabinete.

Además, Lafalla aclaró que el paritario responde al Ministerio de Hacienda, no a la cartera política. Según algunas versiones, el trabajo de Guzmán ahora será abordado por un equipo de funcionarios.

Policía. Lafalla señaló este lunes que se reunirá con el ministro del área, Leonardo Comperatore, para discutir los términos de la negociación salarial que llevará adelante con los efectivos, que no tiene un ámbito formal para definir salarios.

No obstante, la Policía le arrancó al Gobierno mejoras importantes en diciembre y en el decreto de Francisco Pérez por el cual se aplicará la suba se consignó que este año sólo recibiría la diferencia entre lo que consiguió y lo que acuerde el resto de la administración pública provincial en las paritarias.

A pesar de esto, Comperatore aclaró que la de 2014 será una negociación “abierta y nueva” con la fuerza y negó que el acuerdo de diciembre sea un anticipo del aumento de este año.

El ministro de Seguridad habló de “paritaria” como sinónimo de negociación con los jefes policiales, pero Lafalla decidió aclarar ese punto. “La Policía no tiene paritaria porque no existe un gremio”, afirmó. Sin embargo, por otro lado, volvió a sostener que los efectivos recibirían los mejores aumentos este año porque el sistema es “solidario” y va definiendo en cada ejercicio a qué sector favorecerá más.

Comentá la nota