Hoy podrían levantar toma en el Urgencias

Una nueva propuesta de las autoridades municipales sería evaluada a primera hora por los empleados, que ocupan el hospital desde el viernes.
En estado crítico, aunque con pronóstico un tanto alentador. Así podía definirse ayer a la evolución del conflicto que desde hace varios días mantienen los empleados del Hospital de Urgencias con las autoridades municipales y que derivó el viernes en la toma pacífica del nosocomio comunal.

Y es que, según se conoció en las últimas horas, la Muni envió una nueva propuesta a los trabajadores. El boceto se estuvo difundiendo en asambleas durante todo el fin de semana y hoy seria debatida a las 7 de la mañana por los empleados. Si es aceptada, la toma podría levantarse automáticamente.

La propuesta. Según indicó el delegado de la dependencia, Diego Bracamonte a Día a Dia, las propuestas incluyen reparar en la semana la caldera y el tablero eléctrico y que los pagos de los empleados se realicen en no más de 45 días. Además se planteó desde el municipio una modificación presupuestaria para ampliar los recursos, y solucionar la falta crónica de insumos para que no falte ni una aguja en el hospital.

Cabe recordar que los reclamos no estaba motivado en pedidos salariales, sino en el critico estado edilicio del centro de salud, que incluso habría registrado ingreso de aguas servidas en los quirófanos.

“Son cosas que nosotros veníamos pidiendo hace tiempo ya”, explicó el representante del gremio, al tiempo que se mostró cauto con la decisión final que los trabajadores en asamblea tomarán en la mañana de hoy.

“Lo que es seguro es que apenas se levante la toma, el hospital y los consultorios externos volverán a funcionar con normalidad”, indicó Bracamonte.

Una cuestión pendiente cuando se levante la ocupación será reconstruir la relación entre el cuerpo de trabajadores y funcionario municipal a cargo del nosocomio. Es que la extensión del conflicto erosionó a comunicación entre ambos y las negociaciones quedaron a cargo delsecretario general de la comuna, Sergio Torres. Incluso, el fin de semana trascendió que los empleados querían declarar “persona no grata” al director, Mario Giampaoletti.

“No lo reconocemos más como director del Hospital de Urgencias”, precisaron los representantes sindicales a Cadena 3, ayer.

El finde, casi normal. Pese a que la toma pacífica del hospital se desarrolló durante los días con más demanda por parte de pacientes, los trabajadores desmintieron que se hayan realizado derivaciones y traslados de internados a otros nosocomios.

“Solo se les pidió que vayan a otro centro de atención a dos ambulancias que llegaron con enfermos en momentos en que el hospital estaba saturado, pero cuestiones como esas pasan todas las semanas”, puntualizó Bracamonte.

Comentá la nota