Polémica por los cortes de ruta que hará ATE

Desde algunos sectores mostraron su malestar con las declaraciones de Sapag, quien repudió la medida de fuerza.
La respuesta de referentes gremiales a las declaraciones del gobernador Jorge Sapag sobre los cortes de ruta previstos por ATE para el próximo jueves no tardaron en llegar.

El mandatario declaró el jueves que los sindicatos que “no pueden ir por el sistema de violar la ley para reclamar. Así que, si eligen cometer delitos, los responsables tienen que saber que eso tiene consecuencias. Quien sea empleado público y cometa un delito corre el riesgo de perder su trabajo. No es una amenaza. Las leyes están para cumplirse por todos, así que yo les pido mucha tolerancia, mucha paciencia”.

Diego Urretabizkaya, secretario de comunicación de la CTA en Neuquén, expresó que las actas firmadas están para ser cumplidas. “Si Sapag habla de la ley, que se apegue en todas sus partes".

Agregó que el tema es político y no judicial: “No pasó en ningún lugar que despidan a un trabajador por protestar. Este es un tema político y no judicial. El gobernador debe resolver el conflicto. Si le quedó grande el cargo, que renuncie”.

El secretario general de ATEN, Hugo Papalardo, repudió las declaraciones de Sapag “porque los trabajadores tenemos derecho constitucional de peticionar a las autoridades de manifestarnos con movilizaciones y en la calle”.

En relación a los cortes de ruta, indicó que “cada organización define la modalidad de la protesta. El que esta en falta es el Gobierno provincial”.

Desde UPCN, Gustavo Nuño indicó que no acuerdan con los cortes de ruta porque perjudican a terceros. Aunque aclaró: “Muchas veces la crisis empuja al trabajador a tomar decisiones que superar a los propios dirigentes”.

Que negocien

El secretario general de la CGT en Neuquén, Sergio Rodríguez, dijo que “es una medida extrema que encierra en sí misma, una ofensiva a la institucionalidad democrática. Como sociedad hemos sido testigos de que las posturas sectoriales extremas dividen y destruyen. Instamos a las partes involucradas a que restablezcan la instancia de negociación”.

El también diputado provincial por el PJ ratificó la legitimidad del derecho a huelga y de libre expresión de todos los trabajadores, pero desde un lugar de respeto hacia el resto de los integrantes de la sociedad “para que circulen libremente, lleguen a sus puestos de trabajo o puedan ir al médico sin inconvenientes”.

En sus declaraciones, Sapag también explicó que la Provincia tiene un déficit de 1.000 millones de pesos y sobre el pedido de aumento preguntó: “¿Qué quieren, que termine con 2 mil millones de déficit?”.

“No puede ser que una provincia con un presupuesto de 12 mil millones de pesos no tenga dinero para dar aumentos a sus trabajadores. Neuquén es una de las provincias más ricas del país. Se dice que tiene gas y petróleo para abastecer a toda Europa pero quieren tener a los trabajadores pobres”, dijo Nuño.

“Estamos cansados de ser la variable de ajuste del Gobierno. Es evidente que Sapag no sabe administrar. Porque si esta provincia tiene déficit qué queda para otras provincias que no tienen el presupuesto o recursos de Neuquén y que sin embargo dieron aumentos salariales superiores a Neuquén”, concluyó Papalardo.

Comentá la nota