Polémica entre la Cicop y el gobierno de Vidal por los insumos hospitalarios

Polémica entre la Cicop y el gobierno de Vidal por los insumos hospitalarios

Diego espera hace un año una cirugía de testículos. En abril del año pasado comenzó a pedir turno en el Hospital Rossi de La Plata. Quiere tener un hijo y no lo logra hasta tanto no resuelva las varices que atrofian sus genitales. El problema ya derivó en otros contratiempos como disfunción sexual. Diego -un ex policía de la provincia herido en acto de servicio- ya fue cuatro veces a pedir turno a la dirección del hospital.

Allí, una mujer le informa que los turnos se dan por teléfono, con normalidad desde las 7 de la mañana. Cinco mil turnos por día, asegura la secretaria.

Diego llama cada día a primera hora de la mañana y no consigue turno. Está mal. Y exige que lo atiendan.

El caso de Diego es uno de los miles de pacientes del Hospital Rossi, que ayer se sorprendieron con la noticia de una suspensión transitoria de las cirugías programadas por falta de un insumo básico: hilos para suturar.

La denuncia, fue realizada por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), un gremio enfrentado al gobierno provincial. Y fue desmentida por el ministro de Salud Andrés Scarsi.

Desde el ministerio de Salud se desmintió la información sobre la suspensión de cirugías. "Fueron reprogramadas de manera preventiva y ya se normalizó la situación", dijeron esta tarde a LA NACION.

Desde Cicop, Manuel De Battista aseguró: "Estamos desde ayer con las cirugías programadas suspendidas por falta de insumos bastante básico: hilo de sutura, está trabada la licitación. Lo estamos reclamando de manera urgente. Hay pacientes que hace más de seis meses que están esperando una cirugía programada y tenemos que llamarlos para suspender. Una situación bastante desagradable para pacientes y para nosotros. Los pacientes no dejan de enojarse. Pero los responsables no estamos dentro del hospital sino en otro lado. Lamentamos mucho esta situación. Hay miles de pacientes sin obra social. El Hospital debería garantizar aumento de demanda".

Suspensiones

El gremios asegura que la situación de la salud en la provincia es dramática. Los pacientes también tienen quejas hacía los servicios hospitalarios, pero prefieren no dar apellidos por miedo a que se difiera aún más la atención. Como es el caso de Diego, que evita dar el apellido para que no posterguen su operación. En cambio todos los pacientes resaltan el profundo compromiso de los médicos que atienden aún en circunstancias adversas. "No hay quejas con los médicos, que son de lo mejor. Las quejas son con el sistema de salud", dijeron los pacientes que esperaban hoy a ser atendidos en el servicio de consultorios externos del hospital.

"No es cierto que las cirugías estén suspendidas en ese u otro hospital", dijeron desde la cartera provincial. "Se cayó una licitación y se re programaron de manera preventiva hasta que llegaron los insumos. Pero las urgencias se atendieron con normalidad", explicaron.

En la provincia de Buenos Aires hay 80 hospitales públicos. La gobernadora María Eugenia Vidal los recorre personalmente en visitas sorpresas, para estar al tanto de su funcionamiento. De estos 53 tenían problemas estructurales graves, en 2015, según un informe oficial. "En 4 años no se puede recuperar lo que no se hizo en 28", dijo Vidal hace diez días, al referirse a la situación hospitalaria. "Por eso establecimos prioridades y nos ocupamos de las guardias, que son el corazón de los hospitales donde se atienden las urgencias", detalló la jefa de Estado provincial.

La gobernación informó que se trabajó para remozar los shock rooms donde se estabiliza a los pacientes más críticos, se instaló equipamiento y cámaras de seguridad. Ya se mejoraron 38 guardias, según los informes del gobierno provincial. "Decidimos no inaugurar hospitales vacíos sin equipamiento ni médicos", dijo Vidal la última vez que habló en público sobre la situación de los hospitales de esta provincia.

Coment� la nota