La polémica por el 2 de marzo

La polémica por el 2 de marzo

La central de Mar del Plata amenazó con paros y movilizaciones en el verano si no se revierte la fecha de inicio del ciclo lectivo 2015. Sileoni insistió en que es “sensata”. También aclaró que la ciudad de Buenos Aires puede empezar antes si quiere.

La fecha del 2 de marzo como inicio del ciclo lectivo 2015 generó una curiosa polémica. Por un lado, algunas interpretaciones periodísticas presentaban la decisión como favorable al turismo y en detrimento de la calidad educativa, puesto que desde la ciudad de Buenos Aires se había impulsado la idea de arrancar el 24 de febrero. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, defendió el acuerdo del Consejo Federal: “No ganó el turismo, ganó una posición sensata”, dijo. Pero la CGT de Mar del Plata expresó una visión bien diferente: amenazó con un paro y movilizaciones durante la temporada de verano, disconforme con que las clases no empiecen el 16 de marzo, como habían pedido empresarios y sindicatos del sector del turismo.

“Los gremios de Mar del Plata no descartamos hacer movilizaciones y llegar a un paro general en pleno verano si de defender los derechos de los trabajadores se trata”, sostuvo Pedro Fernández, secretario general de la CGT local. “Que ellos pongan una fecha, que sea inconsulta y que no tengan en cuenta nuestras posturas, nos obliga a tomar medidas. No es lo que queremos, pero no nos están dejando otra”, consideró.

Si la fecha del 2 de marzo “no se cambia porque no se escucha a la CGT, habrá medidas de fuerza desde diciembre”, advirtió. “Tenemos que cuidar la educación de los chicos y también el trabajo de las personas que, como los marplatenses, hacen la diferencia con la temporada”, explicó y aseguró que “los trabajadores temporarios, con esta decisión, no llegarán a los 90 días empleados, con lo cual no obtendrán ni siquiera la cobertura de obra social”, mientras “otros no trabajarán los días previstos”.

El miércoles, el Consejo Federal de Educación acordó que todas las jurisdicciones, incluidas Capital Federal y provincia de Buenos Aires, inicien el año lectivo el 2 de marzo, fecha que Sileoni calificó de “razonable”. “Este 2 de marzo deja atrás los carnavales, arranca sin ningún tipo de feriado y llegamos a un calendario importante” que alcanzará los 188 días de clases, aunque no llega a cumplir con la resolución del cuerpo de ministros de hace tres años, que establece que las jurisdicciones desarrollen acciones tendientes a establecer ciclos lectivos de 190 días.

El nuevo calendario, argumentó Sileoni, “está pensado para esa obligación que nos autoimpusimos”.

Desde la ciudad de Buenos Aires, el ministro Esteban Bullrich había hecho público antes de la reunión del Consejo Federal la supuesta idea de comenzar el 24 de febrero, pero en el encuentro el distrito se sumó al consenso generalizado para iniciar el 2 de marzo.

En medio de la polémica generada ayer, Sileoni advirtió que la ciudad de Buenos Aires está en condiciones de empezar las clases el 24 de febrero como había anunciado, pero si se plegó al acuerdo del 2 de marzo es “porque no tenía una consideración veraz de esa posibilidad”. “Hay algunos gestos para la tribuna que hay que sincerarlos”, dijo. “No es cierto que quería empezar las clases el 24 de febrero”, manifestó el ministro y explicó que el jefe de la cartera porteña “ayer (por el miércoles) no pudo venir al plenario del Consejo Federal y vino una funcionaria de alto rango del Ministerio de la Ciudad, Mercedes Miguel, quien dijo explícitamente que acompañaba la fecha” del 2 de marzo, votada por unanimidad.

Asimismo, destacó que “los ministros le dijeron a la funcionaria porteña que pueden empezar antes las clases, es una decisión autónoma, que no hay problema, como igual se le dijo a San Luis”, y aclaró que “lo que no se puede hacer es comenzar el año lectivo después del 2 de marzo”. “Hay que tener ante la sociedad gestos de honradez, de que vamos a sostener aquello que es posible sostener, y no digamos una cosa y hagamos otra, y quedo bien ante cierta tribuna –remarcó Sileoni–. Si nadie empieza antes es porque decide no hacerlo y no hay que quedar ante la opinión pública como que empiezan acompañando otras decisiones cuando son autónomos para tomarlas.”

Comentá la nota