“La Policía actual es parte del problema de la inseguridad y no su solución”

“La Policía actual es parte del problema de la inseguridad y no su solución”
El sindicalista Héctor Fresina, candidato del FIT a diputado, propone que a los comisarios los elija la gente.

¿Se imagina a los vecinos convocados a elecciones para votar al comisario policial de la jurisdicción? Eso es lo que propone el gremialista Héctor Fresina, candidato a diputado provincial en primer término del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), en la misma lista en que el ahora conocido Nicolás del Caño encabeza buscando una banca en el Congreso de la Nación.

Fresina hace rato que viene diciendo que la policía tal como está tiene que ser desguazada, que en vez de combatir la inseguridad es parte de este problema.

Profundizando esta propuesta, el candidato negó que no deban existir las fuerzas para proteger a la sociedad. Al contrario, le dio un giro a la polémica y afirmó: “Debemos tener policía, pero una policía nueva, reclutada por el pueblo. Los comisarios deben ser elegidos por el voto popular y los vecinos incluso deben contar con poder de revocatoria para sacarlos del cargo si no cumplen adecuadamente con su función”.

Se explayó afirmando que “lo que planteamos es que en los barrios se elijan comisiones de vecinos a partir de asambleas para que estas intervengan en la vida de la comisaría, para conformar una nueva fuerza de seguridad reclutada y sometida al control de los trabajadores, que son a quienes esa fuerza debe proteger”.

Poco confiables

El dirigente gremial y político de izquierda exclamó que “si se hace una encuesta preguntando a la ciudadanía si confía en la Policía, el 80% te va a decir que no”. Fresina dijo que “para comprender esto hay que entender que la Policía actual es parte del problema de la inseguridad y no su solución. Pero no son solo ellos, en realidad lo es el aparato estatal completo que está en estado de descomposición”.

Argumentó que “se trata de una descomposición donde se incluye al Poder Judicial, a empresarios, sindicalistas y la misma fuerza, en donde vemos que hay un nudo, un vínculo mafioso entre los sectores de este gran aparato y las bandas delictivas que hay que desarticular”.

Fresina fue más allá y fundamentó sus palabras con ejemplos: “Los desarmaderos clandestinos, la trata de personas y hasta el mismo narcotráfico no pueden existir y operar por sí mismos sin complicidad estatal, judicial y policial”.

En contra de la mano dura

Y arengó que “son las organizaciones criminales las que generan la inseguridad y no la extrema pobreza, adonde estas bandas van a buscar mano de obra barata”.

Recalcó que el diagnóstico actual de la inseguridad siempre se ha basado en ese concepto que el FIT cree errado: “No es la malicia de los chicos de los barrios pobres que no tienen ningún futuro lo que genera la inseguridad. Ellos son la mano de obra barata que van a buscar el delito organizado con fines de lucro para ejecutar sus acciones”.

Así el candidato a diputado provincial cargó contra la mano dura para combatir el delito asegurando que genera el efecto contrario: “Con la política de mano dura, de endurecer el combate contra la inseguridad, lo único que se ha logrado es generar más delito. Significa más delincuencia, es una cortina de humo para ocultar la corrupción del aparato estatal”.

Justamente en la vereda de enfrente está el candidato a diputado nacional, Daniel Cassia (Compromiso Federal), quien plantea especializar a la policía y subirle el sueldo.

Comentá la nota