Policías Autoconvocados de Castelli continúan con sus reclamos

Policías Autoconvocados de Castelli continúan con sus reclamos
Rubén Lezcano, referente de la lucha de los policías autoconvocados, brindó una entrevista donde dejó en claro que el Frepach continuará firme con sus reclamos, donde solicitan más seguridad para la provincia y poner fin a la “discriminación”. Duros dichos contra el ministro Pedrini.
Para inicio y como uno de los primeros reclamos del año 2012, Primera Línea entrevistó al comisario mayor retirado Adolfo Rubén Lezcano, uno de los representantes más fuertes y mas duros del Frepach Juan José Castelli. Las declaraciones del representante de esta institución son muy duras y siguen reclamando “más seguridad y menos discriminación”.

Lezcano arrancó explicando que “el personal policial de la provincia del Chaco, en actividad y retiro, cobra sus sueldos en menos de lo que establece la ley; y esto ocurre porque, al parecer, el poder de turno se afanó en dictar decretos, que violan la ley 1134. Esta práctica se inició en 2004, durante la gestión Nikisch-Matkovich, y continúa hoy con Capitanich-Pedrini. Hay que agregar a esta situación, de por sí ilegal y discriminatoria, que en promedio el sueldo del policía está entre los más bajos de la administración pública provincial”.

“Las dos veces que el actual gobernador conversó con policías retirados en 2011 y el año anterior, dejó entrever, contrariado, que el personal superior gana mas que el personal de menos jerarquía. Ahora bien, ¿en qué empresa privada o pública, el presidente gana igual o menos que el ordenanza? ¿En qué escuela el director gana menos que el docente auxiliar?, o ¿el director del hospital gana igual o menos que el enfermero? Es un cuestionamiento que no entendemos porque es un verdadero disparate”.

“Los superiores de hoy, hace 10 años ganaban menos, tenían menos jerarquía, menos antigüedad, hacían recorridas, citaciones, comisiones, auxiliaban a inundados, cubrían guardias y también eran subalternos y ganaban menos. Los subalternos de hoy, cuando pasen los años, trabajen, hagan cursos de perfeccionamientos para poder ascender, adquieran experiencia y responsabilidad, ganarán más y serán superiores. Es la lógica de la carrera policial, o de cualquier carrera administrativa de la administración pública”.

“‘Ganarás el pan con el sudor de tu frente, pero también “darás al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios’. No existe justificativo serio, para que al policía no le paguen lo que la ley 1134 establece. No es comprensible que el Gobierno no quiera pagar salarios dignos”.

“Así vemos en un matutino que el Sr. Norberto Piñero dice ‘Nos alienta aún en la insuficiencia, haber logrado (en el 2011) ... recuperar (el salario) con porcentajes de mas del 45% para el auxiliar docente, o mas del 35% el maestro del grado’. Felicitamos a los docentes por sus logros. La comunidad tiene que saber que a la Policía del Chaco en 2011 solo le dieron un 4%(cuatro por ciento) de aumento. Que el pueblo del Chaco saque sus conclusiones, sobre si este aumento mejorará ‘los indicadores de seguridad’, u ocasionará un efecto adverso a los intereses de la sociedad, que solo piden seguridad para vivir, trabajar y educarse, nada más, pero tampoco menos”.

“También me pregunto en estos días ¿por qué sacaron a los cadetes a la calle para reforzar la seguridad? ¿Los cadetes tienen estado policial? ¿Cuentan con seguro de vida para este tipo de trabajo? ¿están amparados por ley para intervenir en delitos? ¿ya terminaron su formación y están preparados, para este tipo de funciones a cumplir?”.

“Y me indigno cuando leo en un periódico cuando el ministro Pedrini dice: ‘policía es un personaje nefasto, que se dictó sus propias leyes’ y habló de ‘autogobierno policial’. Que triste que un ministro esté reconociendo veladamente que no tiene autoridad ni gobierno sobre la Policía. Eso es gravísimo. ¿Se estará adelantando para justificar futuros acontecimientos graves? Le decimos que no es así. El poder político encabezado por el gobernador Capitanich es el que ordena y dirige la política institucional de la Policía, y decimos que, a ese poder democrático y otorgado por el pueblo, nos sometemos”.

“También Pedrini dijo ‘que la policía es una suerte de secta, aislada de la sociedad. Que se necesita mayor presencia democrática’. Que feo suenan sus dichos, que son discriminatorios e irrespetuosos, y no solo afectan al personal policial, sino también a nuestros familiares, especialmente a nuestros hijos, que están en etapa de formación, y que nos preguntan cuáles son los fundamentos de sus afirmaciones. Piensan que Ud. es el que nos quiere aislar de la sociedad, estigmatizándonos aún más, hasta demonizarnos”.

“Por cierto, nosotros tratamos de ser parte de la sociedad. Tanto es así que policías en actividad y en retiro hay: escribanos, abogados, contadores, médicos, veterinarios, profesores universitarios y terciarios, empresarios, funcionarios, comerciantes, martilleros públicos, deportistas, árbitros, entrenadores, pastores evangélicos, catequistas, diáconos, emprendedores inmobiliarios, plomeros, carpinteros, mecánicos, chapistas, electricistas, ebanistas, tapiceros, políticos, cantantes, dibujantes, actores, escritores, pintores, poetas; y muchos pero muchos estudiantes, de distintas edades. Si con ésta heterogeneidad de profesiones y ocupaciones, somos una “secta” y estamos aislados de la sociedad, según Ud. le pido que me diga Ministro ¿como hacemos para incluirnos en ella?”

“Ministro, no ‘arslanianice’ a la Policía del Chaco. Nuestra realidad institucional, tanto como la sociedad chaqueña, es por lejos diferente a la de la provincia de Buenos Aires, cuya Policía quedó gravemente afectada luego que la reformaron en forma dañina, sin conocer a fondo la problemática. Luego de más de 10 años aún no se repone del proceso de desguace y degradación institucional al que la sometieron”.

“Ministro ¿Ud. dice que hace falta que participen mas civiles en la policía? ¿Y que esto sería para democratizarnos, para que dejemos de ser personajes nefastos? ¿Usted sabe que los policías del Chaco, somos civiles según la ley?....y democráticos, ¿quiere que lo demostremos? Simplemente, lo hacemos con nuestro respeto y consideración hacía su persona señor ministro; jamás se nos pasaría por la cabeza discriminarlo, como usted hizo con el personal policial, que pertenece a la institución que Ud. políticamente dirige y es responsable. Finalmente, creo que cometió un delito, inexcusable para un funcionario político de la democracia, además de evidenciar sectarismo”.

Comentá la nota