Los policías siguen acampando con una fuerte presencia policial luego de haberse encadenados

Los policías siguen acampando con una fuerte presencia policial luego de haberse encadenados
Los efectivos de la fuerza policial chubutense en conflicto volvieron a las carpas instalados al lado del monumento de Julio A. Roca en pleno centro de Rawson. Los autoconvocados dijeron que se endurecerán.

Luego de decidir encadenarse ocho efectivos, entre ellos una mujer embarazada, y que se realice una reunión con el Jefe de la Policía sin acuerdo, los policías siguen acampando en el lugar en medio de una tensa tranquilidad.

En la peatonal, donde se ubica la entrada principal a Casa de Gobierno y la residencia del gobernador, se puede apreciar un doble vallado para impedir el ingreso. Además, hay un fuerte operativo de seguridad. Se encuentra personal de infantería situado entre las dos vallas y en el interior de la sede gubernamental, más específicamente en la guardia de ingreso. Se pudo observar, también, alrededor de cinco efectivos de custodia, sumado al personal habitual que se encuentra en la puerta que da a las calles Belgrano y Vacchina de Rawson.

Las carpas siguen intactas, rodeadas de coloridos carteles y banderas. Los manifestantes continúan con normalidad la vida que decidieron llevar hace una treintena de días. En la madrugada de ayer estuvieron alertados dado que se conoció un rumor que estaría la orden de desalojo, por lo que pidieron que estén preparadas las ambulancias del hospital de Rawson y de Trelew.

Sin embargo, ayer fue un día sin radio abierta dado que temprano empleados de la Cooperativa cortaron el suministro de luz aludiendo que la decisión es porque los reclamantes “se cuelgan” del servicio.

La cabo que presta servicios de la Comisaría de Gaiman, Verónica Williams explicó que “nos cortaron la luz en horas de la mañana porque nos dicen que estamos incurriendo en el delito de robo de energía, así que como nosotros no somos delincuentes, somos empleados policiales, les dejamos que hagan su trabajo y nos abasteceremos de la electricidad por nuestros propios medios”.

Respecto a la reunión que mantuvieron con el Jefe de la Policía señaló que “nuestros representantes se trasladaron a la sede de la Jefatura de Policía para dialogar pero lamentablemente nos defraudaron una vez más porque no estaba presente el Subsecretario de Seguridad, sino solamente el Jefe de Policía y el Subjefe con los legajos en la mesa de trabajo a forma de amedrentamiento”, detalló.

“Allí no se llegó a ninguna definición, porque el Jefe Blanco manifiesta que esto es una decisión política y él no está autorizado ni capacitado para firmar ningún acta a fines de solucionar el conflicto. Nos defraudaron en nuestra buena fe, porque nosotros creímos en su palabra y cumplimos con lo acordado. La gente que estaba en la peatonal se retiró mientras que ellos no lo hicieron como se había prometido, todo lo contrario, se incrementaron, ya que había más de 45 empleados de Infantería apostados luego del encuentro”, indicó Williams.

Finalmente, comentó que “las medidas a seguir se van a tomar entre todos. Hay mucha bronca. Nos sentimos muy humillados. Una vez más el gobierno nos mintió como hizo Glinski cuando vino al acampe, al igual que Touriñán y Carmona, cuando se trasladaron a la ciudad de Esquel y también el intendente Williams que le prometió mejoras a los empleados. Seguimos viviendo la misma situación y piensan que nosotros nos vamos a ir a las casas con los brazos cruzados y no es así. El acampe va a seguir y la protesta se va a endurecer”, aseveró.

Comentá la nota