Con una política de puertas abiertas

Con una política de puertas abiertas
Los Gordos, los independientes y los ex moyanistas se juntaron a evaluar su encuentro con la Presidenta y definir sus próximos pasos. Admitieron que mantienen contactos con el sector del camionero en busca de un acuerdo. Expectativa por el salario mínimo.
El sector de la CGT integrada por los Gordos, los independientes y los ex moyanistas se reunió ayer en la sede de la UOM para hacer un balance del encuentro con la presidenta Cristina Fernández y ratificar la convocatoria al congreso del 3 de octubre, donde elegirán a un nuevo secretario general de la CGT, en reemplazo del camionero Hugo Moyano. Antes de ingresar a la reunión, el titular de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, sostuvo que existen contactos con el sector que conduce Moyano para buscar un acuerdo de cara a la próxima elección, a pesar de que el moyanismo ya realizó su propio congreso. Por otro lado, el sector antimoyanista espera la invitación oficial al Consejo del Salario previsto para agosto o septiembre, donde reclamarán el aumento del salario mínimo, vital y móvil.

Los sindicalistas se reunieron ayer en la sede central de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), a pesar de la ausencia del titular del gremio, Antonio Caló, que tampoco había asistido a la reunión con la Presidenta el 16 de junio en la Casa de Gobierno. Según pudo saber Página/12, Caló se encuentra de viaje, aunque el vocero oficial del encuentro, Héctor Daer, señaló que tuvo “una indisposición personal”. El sindicalista de la sanidad afirmó que el sector “no tiene candidato para el congreso de octubre”, que “el tema se está estudiando” y afirmó que en el tiempo que resta hasta la reunión del congreso buscarán una “unidad sin ninguna exclusión”. Sin embargo, seguía firme la figura de Caló como dirigente con mayores chances para encabezar la CGT reconocida por el Gobierno.

“La etapa de Moyano como secretario general ha cumplido un ciclo y tendría que estar en el Consejo Directivo con otros parámetros de funcionamiento en un ámbito de decisiones no personales, sino que permitan un ámbito de opinión de todos”, sentenció Daer.

Aun sin la presencia de Caló, de la reunión participaron 18 integrantes del consejo directivo, que dispone de un total de 35, por lo que este sector sindical demostró manejar la mitad más uno del cuerpo que debe convocar al congreso de renovación de la cúpula cegetista. Entre otros, estuvieron presente Gerardo Martínez (Uocra). Omar Viviani (taxistas), Andrés Rodríguez (UPCN), Oscar Lescano (Luz y Fuerza), Armando Cavalieri (Comercio), Roberto Fernández (UTA), Jorge Lobais (textiles), Omar Maturano (La Fraternidad), Norberto Di Próspero (Personal Legislativo) y Mario Manrique (Smata).

Este grupo de sindicalistas evitó ayer el enfrentamiento frontal con Moyano, que viene subiendo la apuesta en su pelea con la Casa Rosada. Tratando de mostrarse componedor, Lescano aseguró que hay conversaciones con dirigentes del moyanismo para “hacer algo en conjunto, sin excluir a nadie”. Además, señaló que si el tema se judicializa no se romperían esas negociaciones. “No somos enemigos, somos adversarios circunstanciales. Tenemos los mismos objetivos”, concluyó el dirigente de Luz y Fuerza.

Daer, por su parte, rechazó el mote de “antimoyanistas”. “Es verdad que no somos antimoyanistas. Creemos que cumplió un ciclo al frente de la secretaría general. Conversar se conversa siempre porque estamos tratando que el movimiento obrero esté unido”, señaló.

Este espacio consideró “altamente positivo” el encuentro con CFK y esperaban que la decisión del Ejecutivo de tomarlos como interlocutores en los reclamos gremiales termine por forzar la incorporación de nuevos sindicatos que hasta ahora se mantenían con Moyano. En esa línea, Lescano explicó que como Moyano “no respetó una decisión del Gobierno, entonces no lo van a invitar al Consejo del Salario”.

Por lo pronto, el sector con mejor sintonía con el Gobierno realizará el Comité Central Confederal en la sede de La Fraternidad el 23 de agosto, mientras que utilizarán las instalaciones de la sede porteña de Obras Sanitarias para las elecciones de octubre.

Comentá la nota