Los porteros de Pico deberán optar entre mayores sumas de dinero u otras condiciones laborales

Los porteros de Pico deberán optar entre mayores sumas de dinero u otras condiciones laborales

La secretaria adjunta de CTA a nivel provincial, Lili López, analizó en diálogo con La Reforma la situación que se les planteará a los porteros de escuelas de la provincia que, en poco tiempo más, pasarán a planta permanente del Estado pampeano.

En particular, respondió sobre los sueldos y las condiciones laborales entre las que deberán optar los porteros de General Pico que, a diferencia de sus pares de todas las demás localidades, percibieron hasta ahora sumas adicionales muy importantes. “Ellos tienen que conocer estas opciones y decidir en consecuencia”, anticipó la sindicalista.

“De lo que nosotros le presentamos al gobierno se contempló el artículo que dice que por ahora va a ser una ley sobre carga horaria reducida, pero gradualmente se tiene que llegar a que los compañeros tengan una carga de seis horas de trabajo. Eso fue contemplado y para nosotros es muy importante”, declaró inicialmente López durante la entrevista telefónica.

A continuación recordó que “el martes pasado el proyecto del Ejecutivo fue presentado a la Cámara de Diputados y ahora quedamos a la espera de saber cuándo va a ser tratado. Decimos que cerramos un paso muy positivo que fue que el gobierno reconociera a las porteras y porteros de toda la provincia, y son cargos que se deben crear en el sistema educativo porque hacen falta en las escuelas. Por algo son 1.108 en todas las escuelas de La Pampa”, argumentó.

“La CTA los representó a todos, y ahora resta que la Cámara de Diputados convierta el proyecto el ley para que luego todos pasen a planta permanente. Estamos muy ansiosos para que ello ocurra. El martes (pasado) la presidenta de la Cámara, Norma Durango, dijo a qué comisión pasaba el proyecto pero nada más”, añadió la adjunta de CTA-La Pampa.

“Los porteros están muy contentos, felices. En agosto del año pasado, cuando empezamos con esto, tenían muy claro que no iba a ser fácil e iba a llevar un tiempo. Mientras íbamos por la letra de la ley se fueron logrando otras cosas como fue el aumento salarial, el tema de las licencias y la cuestión de que todos cumplieran cinco horas de trabajo. Porque dependía de qué escuela de la provincia uno visitara para encontrar realidades diferentes, había compañeros que por la misma plata los hacían trabajar ocho horas, otros cinco y otros seis”, detalló la docente.

Adicionales

ðUn tema pendiente de definición es el que comprende a los porteros que se desempeñan en las escuelas de General Pico, que han recibido hasta el presente remuneraciones superiores a los porteros monotributistas y subsidiados de otros lugares de la provincia. Hace casi dos semanas Lili López encabezó en Pico una reunión con esos trabajadores, y allí surgió lo que ella calificó como una “novedad única”, en toda la provincia. En aquella oportunidad, cabe recordar, la sindicalista declaró a La Reforma: “además del dinero que manda la provincia a todas las municipalidades a través del Ministerio de Educación para pagar los monotributos y los subsidios, acá el municipio aparentemente también pone otro monto. Entonces acá en Pico hay porteros que reciben un salario mucho más alto, en forma totalmente distinta al resto de sus compañeros de La Pampa”.

En aquel momento López no tenía precisiones con respecto a las sumas. Ayer, en diálogo telefónico con este matutino, reveló: “en Pico se había logrado, porque los compañeros hicieron una fuerte movida frente a la Municipalidad, todos lo recordamos, con instalación de carpas. Allí llegaron a un arreglo para formar sociedades de hecho y recibir, por encima del pago por monotributistas, otro dinero. Los compañeros cobran 9 mil y pico de pesos, que es una diferencia muy grande con lo que cobran los demás monotributistas de la provincia, que es de $5.850. La diferencia en Pico la paga la municipalidad. En la última reunión en el ministerio (de Educación) les explicaron a las compañeras (porteras) que nos acompañaron que cuando esté la ley el ministerio dejará de girar el dinero para los monotributistas a las municipalidades”, detalló López.

“Nosotros pasamos a la Cámara de Diputados los nombres y apellidos de todos los compañeros y compañeras que están como porteros monotributistas. En el momento en que el proyecto se transforme en ley cada uno de ellos va a ser citado y dirá si quiere pasar o no a planta permanente. Serán decisiones personales. Ellos tendrán que evaluar si lo quieren aceptar o no. Nosotros como Central de Trabajadores les explicamos que pasar a planta permanente tiene muchos beneficios. Se están asegurando de por vida un trabajo, pero luego cuando por gradualidad lleguen a (jornadas) de seis horas y media, pasarían a ganar como las categorías 16 o 17 del Estado provincial, aproximándose a lo que hoy cobran por esa diferencia encima del monotributo”, explicó.

“Además tienen que saber que van a tener obra social, aportes a la jubilación y la escolaridad de sus hijos. Mientras se llega a esa gradualidad dejarían de percibir esa diferencia, pero tienen que evaluar cuestiones que hacen a las condiciones y la seguridad laboral. Además no quita que puedan seguir como monotributistas haciendo otros trabajos por fuera de los horarios como porteros. Ellos tienen que conocer estas opciones y decidir en consecuencia”, planteó la dirigente.

Comentá la nota