Los portuarios confirmaron el paro nacional de mañana

El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), en conjunto con la Federación de Estibadores Portuarios (FEPA) y la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FEMPINRA), ratificó hoy el paro nacional convocado para el próximo miércoles, en reclamo por la continuidad laboral de unos 1.000 trabajadores en la Terminal 5 porteña.

El secretario general de SUPA y FEPA, Juan Corvalán, anunció además que los portuarios también realizarán pasado mañana "cortes de calles sorpresivos en accesos a la ciudad por la zona portuaria", como parte de la medida de fuerza.

"No va a bajar ese día a tierra ni un solo turista ni va a operar el comercio exterior", advirtió Corvalán, quien agregó que se agotaron las instancias de diálogo y apuntó sus cañones hacia el Gobierno en general y en la figura del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en particular.

El gremialista explicó que "la medida se convoca en respaldo y solidaridad nacional" con los trabajadores de la Terminal 5 del Puerto de Buenos Aires, que es operada por la empresa Bactssa, compañía que no logró aún la extensión de su contrato de concesión por parte del funcionario.

"Al momento nadie llamó de Gobierno, ni se interesó por el tema desde el área de transporte o de trabajo", planteó Corvalán, en un comunicado de prensa.

El paro nacional, convocado por 24 horas, "afectará todas las terminales de cruceros turísticos del país, la carga marítima de contenedores como las operaciones en todos los puertos cerealeros", anunciaron los portuarios.

"No va a bajar ese día a tierra ni un solo turista ni va operar el comercio exterior. Fuimos pacientes, le dimos espacio al diálogo y los trabajadores sólo recibimos incertidumbre luego de haber participado en reuniones desde junio de 2011", remarcó Corvalán, que también fustigó al secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi.

Dijo al respecto que los portuarios en octubre del año pasado recibieron un "acta compromiso" en la que Schiavi les daba "todas las garantías para la continuidad de la empresa".

"Al momento, De Vido no firmó nada, a pesar de haberle solicitado personalmente reuniones y enviado notas", planteó el sindicalista, que agregó que éste es el principio de un plan de lucha que contará con acciones sorpresivas en respaldo a los "genuinos reclamos" en la Terminal 5.

En el comunicado, el gremialista subrayó que "las operaciones portuarias necesitan previsibilidad y hoy no la hay, ya que el contrato de Bactssa termina en octubre de 2012" y advirtió que "esto pone en peligro directamente la fuente trabajo".

"Los sindicatos estamos conformes con la política laboral de Bactssa. Nuestro gremio firmó con la empresa el primer convenio colectivo de trabajo luego de 16 años y vamos a defenderla en pos de los trabajadores", insistió Corvalán.

"El temor de la actividad es el destino de las mil familias que hoy cumplen funciones encuadradas en diferentes gremios", completó el sindicalista.

La medida cuenta con el respaldo de la FEPA, que tiene presencia en 26 puertos de todo el país.

Además, la conducción de la FEMPINRA aclaró en el comunicado firmado por el secretario de Prensa, Luis Rebollo, que "el objetivo central de la protesta es también en reclamo de la participación de los trabajadores en las negociaciones de la actividad portuaria".

"La medida de fuerza no se realizará en contra del modelo económico del Estado sino que se aplicará en defensa de los legítimos derechos de los trabajadores", aseguró el secretario general adjunto de la organización, Juan Carlos Schmid.

Comentá la nota