Portuarios consiguieron una mejora del 23%

Portuarios consiguieron una mejora del 23%
En ese porcentaje subirán los sueldos básicos. Quince horas demandó la última negociación.
Tras quince horas de negociación, ayer a las tres de la madrugada Patagonia Norte, la concesionaria de la terminal de servicios de esta villa portuaria y el Sindicato de Obreros Portuarios (Sopsao) acordaron un incremento salarial que repercutirá tanto en el sueldo básico como en el "garantizado", que es el que los trabajadores perciben durante la temporada baja.

Las cifras finales del acuerdo fueron un aumento del 23 y del 18%, respectivamente. Con estos números el básico de un estibador será de $ 4.077 y 4.685 para un operario capacitado, mientras que el garantizado será de $ 5.350 y de 5.850.

Más allá de estos aumentos se convino que el 2 de mayo las partes volvieran a reunirse para debatir todo lo atinente a lo convencional, mientras que en relación a la solicitud del gremio de incorporar a planta permanente a 21 obreros en reemplazo de otros tantos que se jubilaron se definió que en julio se pasarán a planta 12 empleados, tres en diciembre y después que por cada baja habrá una incorporación.

Justamente este último punto es el que dilató hasta las tres de la madrugada la firma del acuerdo, que poco antes de las 22 ya parecía completamente cerrado. Ocurre que al comenzar con la redacción de lo que se había convenido hubo una diferencia con respecto a los plazos fijados para la implementación de la dinámica de incorporaciones, y ese cambio de opiniones volvió a encender la discusión.

Aunque la reunión entre Patagonia Norte y el Sopsao estaba prevista para comenzar el lunes a las 11 en la cartera de Trabajo, las partes fueron convocadas por el gobernador Alberto Weretilneck, que quiso mantener una charla previa con los referentes gremiales y los de la firma en Casa de Gobierno antes de la paritaria. De hecho a las 10 fueron convocados los obreros y a las 11 la empresa para entrevistarse con el mandatario, aunque esta decisión produjo que finalmente el cónclave transcurriera en su totalidad allí, y que recién momentos antes de las 22, cuando tomó forma el acuerdo, tanto Patagonia como el Sopsao se dirigieran hacia las dependencias de Trabajo para redactar y firmar el acta.

Cinco horas más

Allí, tal como se mencionó, comenzaron nuevamente los cruces de opiniones que recién cesaron tras cinco horas más de negociación. Entre los pedidos expresos que Weretilneck le solicitó a Patagonia Norte para tratar de atenuar la rispidez entre las partes figuró la necesidad de establecer una fecha exacta para iniciar la discusión acerca de todos los puntos vinculados a lo convencional, que se estableció para el 2 de mayo.

Comentá la nota