La posibilidad de un paro de UTA mantuvo en vilo a los argentinos en sus vacaciones

La medida de fuerza comenzó a regir desde la tarde de ayer y amenazaba con extenderse por 48 horas. Sin embargo, en horas de la noche se levantó la medida. La decisión gremial estuvo motivada por no haber aceptado la oferta salarial del 22 por ciento elevada por los empresarios del sector.

13/07/2012 11:59 PM | Justo en el momento en que se avecinaba un fuerte movimiento turístico a causa del inicio de las vacaciones de invierno en gran parte del país, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) había iniciado desde la tarde de ayer un paro en el servicio de transporte de pasajeros de larga distancia que se extendería por 48 horas. Sin embargo, durante la noche de ayer, la medida quedó sin efecto.

La razón de esta situación se había adoptado debido al fracaso en las negociaciones salariales con los empresarios del sector quienes llegaron a ofrecer un incremento monetario en el orden del 22 por ciento, que fuera rechazado por el gremio, puesto que su pretensión se basa en obtener un encarecimiento que se fije en un parámetro del 24 por ciento.

De acuerdo a lo manifestado por César González, secretario general de la UTA Tucumán, la paralización del servicio comenzó a sentirse ayer en la Terminal de Ómnibus, donde alrededor de las 18.00 ya se encontraba condicionada la salida de los micros. "Abarca todos los servicios a nivel nacional. Esta medida de fuerza no llega a las empresas urbanas, interurbanas y servicios rurales", aclaraba en su momento.

El malestar del sector estuvo motivado debido a la negativa de la patronal a otorgar el aumento salarial requerido por los choferes (cerca de 25.000 recibirían las mejoras remunerativas)

Al respecto, debe mencionarse que las cámaras empresariales accedieron en horas de la tarde de ayer a otorgar un aumento del 22 por ciento, que sería remunerativo y retroactivo a enero y el pago se realizaría de manera escalonada, en tres cuotas. Pero la propuesta fue rechazada, en un principio por la UTA.

Desde el gremio se indicó que el aumento acordado era de un 22 por ciento a partir del mes de agosto, pero los empresarios no estuvieron de acuerdo en abonar una diferencia correspondiente a los meses anteriores.

Desde el Gobierno, anunciaron una y otra vez que el acuerdo se había logrado. Funcionarios del Ministerio del Interior y Transporte aseguraron que la negociación estaba cerrada, gracias a la intervención del propio titular de la cartera, Florencio Randazzo.

Roberto Fernández, titular de la UTA, recordó que el diálogo con la patronal por el tema salarios arrancó en enero. "Pero no llegamos a ningún acuerdo por la falta de propuestas empresarias". Y agregó: "El año pasado acordamos una suma de 700 pesos mensuales para enero, febrero y marzo, pero desde esa fecha no obtuvimos nada más, porque aducen que no tienen dinero".

Ahora, el gremialismo sostiene que emplazarán a los empresarios a mejorar la oferta, de lo contrario pararían el martes venidero.

Comentá la nota