Postales de Pilar, vacío por el paro

Durante la jornada de paro instaurada por gremios opositores al gobierno nacional, en Pilar la adhesión se sintió con fuerza a la madrugada y primeras horas de la manaña. Pero, paulatinamente, el centro fue cobrando movimiento con el correr de las horas.

Donde la paralización de actividades tiene fuerza es en los transportes, así como en las escuelas, donde la asistencia fue casi nula. En cuanto al primer rubro, no funcionan trenes ni colectivos. Y, como suele ocurrir, los alumnos no fueron enviados por sus padres a sus respectivos colegios.

Por su parte, los comercios están abiertos en un 50%, aproximadamente, comenzando a atender más tarde de lo habitual.

A diferencia de otras jornadas de paro, no se cortaron los accesos al Parque Industrial. En este caso, sí se cortó Panamericana pero a la altura de 202, piquete que fue levantado cerca de las 10, aunque el caos vehicular continuó.

La medida también afectó a las estaciones de servicio. Incluso, algunas de ellas están rodeadas de precintos de seguridad para que nadie pudiera ingresar, no solo a los surtidores sino también al resto del playón.

En cuanto al transporte, la ausencia de trenes y colectivos aporta al panorama desolador que presentan la terminan y la estación del FFCC San Martín.

No obstante, algunos locales de la galería de la terminal igualmente abrieron sus puertas.

Comentá la nota