CGT posterga demanda por fondos de obras sociales

Pese al profundo malestar que genera en los gremios la demora del Gobierno en distribuir los fondos a las obras sociales sindicales, la conducción de la CGT, liderada por Hugo Moyano, decidió patear para después de las elecciones de octubre su estrategia para presionar por vía judicial por el reparto de esos recursos.
“Hay que esperar que pase la campaña y se tranquilicen las cosas”, razonó un referente cegetista acerca de la determinación de Moyano de dejar en stand-by algunos reclamos de la central obrera hasta que culmine el proceso electoral.

El tema fue conversado ayer entre el camionero y algunos dirigentes luego de la reunión que el consejo directivo de la entidad mantuvo con el candidato presidencial del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner. En esa charla, si bien Moyano ratificó su determinación de ir a la Justicia por los fondos para las obras sociales, comentó que la demanda seguramente llevará unos meses de elaboración antes de ser presentada.

Los gremios exigen al Gobierno la distribución de unos $ 9.000 millones, que contemplan los recursos depositados en el denominado Fondo Solidario de Redistribución (FSR) y los reintegros atrasados de la Administración de Programas Especiales (APE) por los tratamientos médicos de alta complejidad.

La discusión por esos fondos se produce en medio de las idas y vueltas que atraviesa la propia interna cegetista, donde los diferentes sectores gremiales ya evalúan diversas alternativas de cara a la sucesión de Moyano, quien parece decidido a abandonar la conducción de la central tras dos mandatos consecutivos.

Comentá la nota