Se postergó la reunión y se demora la definición salarial

Se postergó la reunión y se demora la definición salarial
El acuerdo salarial entre trabajadores municipales y autoridades del Ejecutivo quedó postergado ayer luego de una imprevista cancelación de la reunión entre ambas partes. Desde el gobierno informaron que fue de "común acuerdo" por la ausencia de funcionarios, pero el Sindicato dice que se enteró informalmente de la propuesta y la rechazó.
La reunión entre autoridades comunales de Lanús y dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales, prevista para ayer, se suspendió sobre la hora, por lo que la discusión salarial quedó nuevamente en suspenso. Ambas partes disintieron incluso de las razones de la postergación, atribuida por el oficialismo a la ausencia de funcionarios, y por el gremio a la magra propuesta oficial. De todos modos, hay optimismo entre las partes, que acordaron encontrarse en las próximas horas.

Fuentes oficiales de la municipalidad de Lanús declararon a Info Región que la reunión se suspendió de común acuerdo entre las partes como consecuencia de que no asistieron algunos de los funcionarios que participarían del encuentro.

“Decidieron pasar la reunión para otro día porque no estaban todos los representantes del Ejecutivo disponibles”, precisó un vocero del Municipio.

Sin embargo, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Miguel Pedhelez, reveló otra versión de lo ocurrido. Argumentó que decidieron no formalizar el encuentro luego de enterarse informalmente que la contrapropuesta oficial era muy inferior a la esperada.

“Resolvimos pasar a un cuarto intermedio para no manosear o bastardear nuestra posición ni la del Ejecutivo”, señaló el dirigente en diálogo con este medio, y precisó que la decisión fue consecuencia de haber tomado conocimiento previo de la contrapropuesta que presentaría el municipio en la reunión finalmente suspendida.

La dilación en los plazos para la resolución de la negociación salarial alertó a la dirigencia gremial, que hasta ese momento guardaba esperanzas de lograr un rápido acuerdo con las autoridades municipales.

“Nos preocupa que se vuelva a repetir la situación que vivimos hace un año”, se lamentó Pedhelez, y recordó que está a punto de abrirse una etapa electoral.

La frase hace referencia al largo conflicto salarial desatado a comienzos de 2012, que incluyó varias jornadas de paro y movilización, y concluyó con la decisión unilateral del intendente Darío Díaz Pérez de otorgar un incremento de sueldos inferior al reclamado por el gremio.

De todos modos, ambas partes de se mostraron esperanzadas en retomar la senda del diálogo y confirmaron que esperan concretar la reunión entre hoy y mañana.

Sobre la proximidad del nuevo encuentro, Pedhelez evaluó que “por primera vez parece que no quieren perder el tiempo y tienen la voluntad de acordar” y atribuyó esa actitud a que en el municipio saben que el Sindicato “tiene una posición muy firme”.

El reclamo de los trabajadores se resume en tres puntos centrales: un incremento salarial del 25%, la recuperación del 1% adicional por antigüedad que perdieron en los años noventa y el pago de los premios adeudados desde el año pasado.

Comentá la nota