Los prefectos esperan que un funcionario garantice el pago de los salarios completos

Personal de la fuerza de seguridad que se encuentra afectada al Operativo Cinturón Sur y al Grupo Albatros encabeza una medida porque sus salarios se vieron reducidos por un decreto. Un delegado aseguró que el Gobierno se comprometió a dar marcha atrás, pero aguardan por una confirmación oficial
Personal de la fuerza de seguridad que se encuentra afectada al Operativo Cinturón Sur y al Grupo Albatros encabeza una medida porque sus salarios se vieron reducidos por un decreto. Un delegado aseguró que el Gobierno se comprometió a dar marcha atrás, pero aguardan por una confirmación oficial

Claudio Fabián Meza, el joven delegado de los prefectos que se manifiestan en la zona de Puerto Madera, les anunció que finalmente hubo un principio de acuerdo con las autoridades de la fuerza y se habría dispuesto dejar sin efecto el decreto, además de disponer el reintegro de los descuentos que fueron efectuados en los sueldos de los suboficiales.

Sin embargo, el nutrido grupo que se congregó en el lugar decidió no retirarse hasta no recibir confirmación oficial de la noticia. De esta manera, las protestas de los efectivos de la Prefectura Naval continúan.

Se trata de personal que había sido desplegado en el operativo de seguridad Cinturón Sur. Los acuertalamientos tienen lugar en los barrios de La Boca y Puerto Madero, en repudio a la reducción en sus salarios.

La protesta comenzó en la Unidad Cinturón Sur 24, de la calle Pinzón 90, donde los prefectos denunciaron que en los últimos meses han sufrido "una reducción de entre el 30 y el 60 por ciento" en sus haberes, debido al Decreto 1307/12.

Más tarde, personal del Grupo Albatros, que es también parte de la Prefectura, se sumó a la medida. Además, hay medidas de fuerza en el edificio Guardacosta, ubicado en Madero al 200.

Cerca del mediodía, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, arribó a dicho edificio para negociar con los manifestantes. Según explicó el delegado Meza, durante el encuentro los prefectos dejaron en claro que su malestar es con la jefatura de la fuerza.

"Esto no es en contra del Ministerio de Seguridad, con quienes nos sentimos identificados. Estamos pidiendo que nos permitan establecer tres representantes para poder negociar directamente con ellos", declaró.

Y continuó: "Nos pidieron 24 horas para negociar, pero los compañeros necesitan pagar ya el colegio de los chicos, así que nos vamos a quedar protestando hasta obtener una solución".

Meza aclaró también que por el momento la movilización es llevada a cabo sólo por personal que se encuentra de franco; sin embargo, algunas guardias se vieron afectadas por la medida.

El Ministerio de Seguridad informó que las manifestaciones se producen en "sectores focalizados" de la fuerza, pero aclaró que "la atención al público y los servicios de seguridad pública se están cumpliendo con normalidad". "Las autoridades están trabajando para resolver eventuales desequilibrios y encontrar una solución apropiada al tema", afirmaron.

En diálogo con Radio 10, Pedro, quien se negó a dar su apellido por temor a represalias, explicó: "Yo estaba cobrando $7.000 y ahora pasé a cobrar $4.100". El suboficial señaló que tiene "20 años de servicio en la fuerza" y ahora no alcanza para cubrir su alquiler de $2.000 y sus gastos diarios.

La Resolución 1307/12, firmada el 4 de septiembre por la presidente Cristina Kirchner y la ministra de Seguridad, Nilda Garré, establece la revisión de "algunos suplementos particulares y compensaciones que percibe el personal con estado militar de gendarme en actividad de la Gendarmería Nacional y con estado policial en actividad de la Prefectura Naval Argentina".

De acuerdo con la resolución, los integrantes de dichas fuerzas podrán cobrar suplementos por los ítems de "responsabilidad por cargo", "función intermedia", "cumplimiento de tareas específicas de seguridad" y "mayor exigencia del servicio".

En tanto, efectivos de Gendarmería Nacional analizan si se suman a las protestas, debido a que sus salarios también se vieron afectados por la medida.

Comentá la nota