Preocupación por desbordes cloacales

Preocupación por desbordes cloacales

Ante la difícil situación que están atravesando los vecinos del barrio La Paz, que conviven rodeados de excrementos, la Defensoría del Pueblo solicitó respuestas inmediatas.

Los desbordes cloacales en el barrio La Paz ya son una costumbre.Luego de la nota publicada por LM Cipolletti en la que se daba cuenta de la situación crítica en la que viven los vecinos del barrio La Paz, repletos de desechos cloacales, la delegación local de la Defensoría del Pueblo realizó una intervención de oficio para solucionar la problemática.

Además de convivir con los excrementos en varios de los espacios comunes, las familias no pueden beber el agua potable de red porque sale sucia.

Los funcionarios de la delegación Alto Valle Oeste de la Defensoría fueron hasta La Paz para realizar un relevamiento de las condiciones en la que viven los vecinos del barrio ubicado al noroeste de la ciudad. Según explicó Nahuel Rodríguez Pería, delegado local del organismo, en el lugar pudieron constatar que brotaban las cloacas al exterior en los espacios comunes y se estancaba en pasillos y estacionamientos, y que los vecinos debían realizar canaletas para que el líquido podrido circule.

Además, constataron que las paredes exteriores se filtraban y que en algunos casos el agua contaminada ingresaba a las propiedades. "Con el calor y las altas temperaturas, la situación se agrava ya que el olor nauseabundo y la proliferación de insectos es mucho peor", destacó el delegado.

Como si fuera poco, el informe realizado por la Defensoría del Pueblo también relevó que los propios vecinos del barrio se encuentran imposibilitados de consumir el agua potable de red dado que la suciedad presente en los tanques comunitarios hace que el líquido llegue a las viviendas "aceitoso y grasoso". También detallaron que la calidad del agua provocó una gran cantidad de alergias y gastroenteritis en niños.

Desde el organismo confirmaron que el 18 de febrero pasado se remitió a ARSA y al IPPV un pedido de informe sobre la situación. La actuación fue introducida de oficio y se espera que tras el plazo establecido de 15 días puedan obtener más detalles para resolver los problemas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. También se pidió un informe a modo de colaboración a la Municipalidad de Cipolletti para que se pueda generar una intervención integral de organismos de diferentes estamentos.

Si los organismos provinciales se niegan a responder, advirtieron que deberá intervenir el Ministerio Público Fiscal.

Comentá la nota