Preocupación por reducción de la jurisdicción del Puerto Buenos Aires

Preocupación por reducción de la jurisdicción del Puerto Buenos Aires

La seccional Puerto Capital de APDFA transmitió su preocupación tras las recientes medidas que modifican los límites de la Jurisdicción Portuaria en Puerto Nuevo.

Tras el dictado de la Disposición N° 97 - E/2016, modificando los límites terrestres, acuáticos y jurisdicción del Puerto Buenos Aires, el Dr. Gabriel Preci, Secretario General de la Seccional Puerto Capital de APDFA, compartió las inquietudes al respecto, secundado por cuadros técnicos de su entidad gremial.

En diálogo con este medio, Preci manifestó que “la pérdida de superficie como consecuencia del dictado de la disposición N° 97 - E/2016, modifica los límites terrestres, acuáticos y jurisdicción del Puerto BUENOS AIRES, formalizándose la perdida de los terrenos afectados total o parcialmente por el denominado "Paseo del Bajo".

“En muchas oportunidades y antes distintos medios, hemos manifestado nuestra postura de no oponernos a la eventual concreción de una autopista ribereña, por cuanto la misma, bien proyectada y planificada, sin duda sería beneficiosa para ordenar el tránsito porteño facilitando los accesos a las terminales portuarias, pero el dictado de esta medida que cuestionamos, lamentablemente representa un cercenamiento de aproximadamente el 30% del total de Puerto Nuevo”, señaló Preci.

Por lo tanto, el dirigente sindical sostuvo que “desde esta Seccional instamos a que por donde corresponda se arbitren los medios pertinentes para que esta disposición que cercena al Puerto Buenos Aires en cuanto a sus ingresos y zonas operativas, sea paliada con algún tipo de compensación para este, ya sea en nuevos terrenos u obras relacionadas con la ganancia de zonas de relleno hacia el río”.

Cabe destacar que el denominado paseo del bajo (“ex Autopista Ribereña”), es un proyecto que se viene desarrollando con la participación de diferentes actores, incluyendo al Ministerio de Transporte, GCBA, AABE, Corporación Puerto Madero, AGP S.E. etc., y cuyo objetivo primigenio era conectar mediante una vía rápida de tránsito liviano y pesado el sur con el norte, la AU. Buenos Aires – La Plata y la AU. 25 de Mayo con la AU. Illia.

“Para la confección del proyecto se debieron tener en cuenta una cantidad importante de interferencias de las cuales muchas tienen incidencia directa sobre terrenos pertenecientes a la Administración General de Puertos. Es el caso de la parrilla ferroviaria de Empalme Norte, la cual será reducida en su extensión, por un lado por la geometría propiamente dicha del Paseo del Bajo y por otro, por el proyecto de torres que se estima implantar sobre la Avenida Madero denominado Catalinas II. Teniendo en cuenta que una formación ferroviaria completa de contenedores significa 120 camiones menos en la ciudad, es de vital importancia mantener la continuidad del funcionamiento de las parrillas ferroviarias tanto durante el proceso de las obras como luego de su finalización, amen de que existen otros terrenos pertenecientes a la AGP S.E. que también serán afectados por esta autopista en donde se desarrollan principalmente actividades conexas con la portuaria (Depósitos fiscales, etc.)”, destacó Preci.

A modo de conclusión, el Secretario General de la seccional enfatizó que “mal podríamos hablar de una consolidación jurídica de las terminales portuarias de cara al próximo vencimiento de las concesiones, como de una modernización del Puerto Buenos Aires para estar a la altura de los actuales requerimientos del tráfico de cargas internacional, si no detenemos este tipo de medidas que implican un claro menoscabo a la jurisdicción y operatividad del Puerto Buenos Aires.”

Compartimos en principio la idea del Puerto Federal sostenida por el actual interventor Gonzalo Mortola, como así también la convicción de la necesidad de arbitrar los medios para que se pueda llamar a licitación a las terminales portuarias en el 2017, pero si en lo sucesivo no ponemos coto a todo tipo de medida que implique una reducción a la jurisdicción de nuestro puerto, mal podemos hablar de un puerto federal para todos los argentinos, ante las presiones de posibles emprendimientos inmobiliarios cuyo rédito final es sin lugar a duda para un acotado y reducido público, a diferencia de los servicios que brinda este puerto que actualmente y Dios mediante al menos por ahora, es entrada y salida de mercaderías para todos los argentinos.”

Para concluir, Preci indicó que por todos estos temas, la reciente Asamblea Nacional Anual de Delegados del Gremio celebrada la semana pasada, instó por unanimidad a la Comisión Directiva Nacional de APDFA a decretar el Estado de Alerta Permanente ahora a nivel nacional.

Comentá la nota