Preocupan a los gremios las trabas para recibir la rebaja de Ganancias

Preocupan a los gremios las trabas para recibir la rebaja de Ganancias
Es porque las sumas no remunerativas acordadas en las paritarias se computan para el tope salarial de $ 15 mil.

La preocupación por las restricciones inesperadas surgidas del decreto sobre Ganancias publicado el miércoles, gana terreno entre los sindicatos: las sumas no remunerativas acordadas en los convenios de trabajo u otras normas legales también se toman en cuenta para el cálculo del tope de $ 15.000 mensuales para dejar de pagar ese impuesto a partir de septiembre.

Esto se suma -como anticipó ayer Clarín- a las horas extras, comisiones y otros adicionales, que también se incluyen para el cálculo de esa cifra. Los pagos no remunerativos no tienen descuentos de jubilación y obra social, pero se suman al sueldo para los cálculos del impuesto a las Ganancias.

El decreto firmado por Cristina Kirchner fijó que para quedar eximidos los trabajadores o jubilados no deben haber cobrado en ningún mes entre enero y agosto más de $ 15.000 de sueldo o haber. Eso lleva a que muchos trabajadores se pierden ese beneficio si cobraron algún adicional, como los pagos no remunerativos que se suelen acordar en las paritarias.

Ayer se esperaba que la AFIP aclarara qué rubros se tomarán en cuenta para fijar el tope de $ 15.000, . Sin embargo, hasta anoche no se había difundido ninguna aclaración.

Luis Barrionuevo, del sindicato de Gastronómicos, le dijo a Clarín que muchos trabajadores de esa actividad “seguirán pagando Ganancias porque el sueldo incluye muchos adicionales fijos o variables y en algunas ramas sumas no remunerativas. Estamos revisando los números salariales para determinar cómo queda la situación impositiva del gremio”.

Por su parte, el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano planteó que si la presidenta Cristina Fernández hubiera hecho las modificaciones “realmente de corazón, lo habría sacado por ley”.

“Hay un proyecto de Facundo Moyano que habla de la actualización automática del mínimo no imponible; pero claro, como lo hizo Facundo Moyano no la van a tratar hasta que no se normalice el Congreso de la Nación”, en clara alusión a las elecciones legislativas de octubre.

En tanto, Juan Schmid, titular de sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento le dijo a Clarín que “el decreto es claro en que los adicionales se toman en cuenta para el cálculo de os $ 15.000. Eso lleva a que un sector importante de portuarios y marítimos seguirán pagando Ganancias ya sea por tienen sumas no remunerativas, horas extras, cobran francos y otras compensaciones. En la misma situación se encuentran los trabajadores de otros gremios”.

Schmid agregó que cuando cuestionaban y reclamaban por el impacto de Ganancias sobre el 26% de los asalariados, en el Gobierno decían que esos trabajadores estaban alcanzados por ese tributo porque eran la “aristocracia obrera”. “Ahora una gran parte volvió a ser proletario”, ironizó.

Marcelo Aquino, de la consultora laboral Aquino Báez, admitió que “en las empresas hay incertidumbre sobre qué conceptos deben tomar en cuenta para calcular los $ 15.000. Cambia mucho si se suman o no las sumas no remunerativas o las horas extras”.

En tanto, la especialista en impuestos Flavia Melzi dijo: “En este contexto un trabajador que teniendo menores ingresos deba pagar el impuesto cuando otro con mayor ingreso resulta eximido podría considerarse agraviado por violarse el principio de igualdad y reclamar en la Justicia. Por eso es esperable que estas distorsiones que surgen del decreto sean prontamente corregidas evitando un innecesario dispendio judicial”.

Comentá la nota