La presión gremial por ganancias pone en grave riesgo a las provincias

La presión gremial por ganancias pone en grave riesgo a las provincias

La CGT exige que se eleve el piso de ganancias amenazando a las provincias que ya se encuentran asfixiadas. Salta ya perdió mil trescientos millones de pesos y se prepara para enfrentar una caída en los niveles de recaudación.

Hay acuerdo entre los distintos sectores de la CGT para impulsar un proyecto que eleve el piso del impuesto a las ganancias a 60 mil pesos; esta posibilidad de reducir aún más los ingresos crea un panorama poco alentador para las provincias, que vienen reclamando incremento en la coparticipación de impuestos.

De hecho, Nación otorgó una ayuda de 23 millones de pesos a las provincias más complicadas financieramente, entre las que no figura Salta.

De todas maneras, en el caso de nuestra provincia, el panorama no es para nada alentador. Ayer el director de Rentas, Facundo Furió, vaticinó una caída en la recaudación en los próximos meses.

Salta ya sufrió un impacto con la última modificación del impuesto a las ganancias, perdiendo mil trescientos millones de peso. Esto, sumado al panorama de recesión que parece avecinarse por la crisis en Brasil, pone a las provincias en una situación complicada.

Comentá la nota