La UNT presiona para que Rollán se aparte de Asunt

La UNT presiona para que Rollán se aparte de Asunt

El Superior debatió la crisis de la obra social

El presidente de la Acción Social de la Universidad Nacional de Tucumán (Asunt), Pedro Rollán, tiene las horas contadas al mando de la obra social. Tanto el Consejo Superior de la UNT como el Consejo Directivo de la entidad presionan por su alejamiento del cargo, a partir de la profunda crisis por la que atraviesa Asunt, que incluye la suspensión de varias prestaciones.

Durante la tarde de ayer, ocho de los 10 integrantes del cuerpo deliberativo de la obra social enviaron una carta documento a Rollán, para intimarlo a que en 72 horas convoque a la sesión extraordinaria en la cual votarán su pedido de remoción. Los números les permiten hacerlo: según el estatuto de Asunt, para que prospere este pedido se precisa del voto positivo de las dos terceras partes del Consejo Directivo; es decir, siete sobre 10. De acuerdo con el plazo expresado en la carta documento, Rollán debería citar la reunión para el viernes; esto implica que los consejeros deberían contar con el orden del día mañana; es decir, 24 horas antes de la sesión. Debido a ello resulta estatutariamente imposible una de las cuestiones que resolvió ayer el Consejo Superior: por amplia mayoría, el cuerpo decidió dar un plazo de 24 horas para que Rollán cite a la extraordinaria; los tiempos no dan para que se la conceda, se envíe el orden del día y se sustancie la reunión.

De todos modos, fuentes del Consejo Directivo de Asunt confiaron a LA GACETA que manejan un plan “B”, en caso de que Rollán decida no convocar a la extraordinaria hasta el viernes: presentarán el pedido de remoción durante la sesión ordinaria que corresponde que se realice mañana, como un asunto entrado.

Más allá de lo que suceda puertas adentro de Asunt, el Superior también resolvió que mañana se reunirán las tres comisiones permanentes del cuerpo -Hacienda, Interpretación y Reglamento, y Enseñanza y Disciplina- para comenzar a resolver la crítica situación de Asunt. Una vez que acuerden uno o más dictámenes, se abren tres posibilidades: o se constituyen en el acto en sesión extraordinaria y resuelven -por ejemplo, la intervención de la obra social o la remoción de Rollán y su remplazo por parte del vicepresidente o, en caso de que este renuncie, de un consejero directivo de la entidad-, o citan para otro día la extraordinaria, o dan a la rectora, Alicia Bardón, la potestad de que resuelva ad referendum del cuerpo.

Precisamente, Bardón abrió la sesión de ayer del Consejo Superior con un informe sobre Asunt. Señaló que las comisiones del Superior ya vienen tratando de hace tiempo el tema, y dijo que había iniciado gestiones ante el Ministerio de Salud de la Nación, para conseguir un subsidio. “El estatuto de Asunt dice que el Consejo Superior tiene atribuciones para intervenir la obra social; eso implica desarmar los órganos estatutariamente previstos”, advirtió.

“Prófugo institucional”

El consejero estudiantil Facundo Arias cargó directamente contra Rollán. “Es necesario que se revea el rumbo económico y político de la obra social; el presidente es un prófugo institucional. Hay situaciones que rozan la vergüenza, como por ejemplo que un día él diga que está todo bien y al otro día lo desmientan los prestadores”, dijo, en referencia a que Rollán había dicho que estaba normalizada la prestación de los servicios odontológicos, y un día después, la presidenta del Círculo Odontológico de Tucumán, María de los Ángeles Bulacio, lo negó.

El consejero docente Daniel Yepez sugirió que se usaron fondos de la obra social para cuestiones políticas. “Fue la caja de un partido político; basta ver los apellidos de los designados. No le tengo miedo a la palabra intervención, ni a una auditoría externa”, arengó.

También habló el titular de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT, Ariel Osatinsky. “No permitiremos que carguen sobre las espaldas de los afiliados esta crisis, de la que no somos responsables. La UNT y el Gobierno nacional deben afrontar la deuda”, bramó, en relación al déficit, que se calcula por encima de $ 9 millones.

Comentá la nota