“A mí Prestipino me mató y de Newbery dicen que es un chorro, pero esto no es una novela de Migré”

El delegado regional de la CGT salió a ventilar la interna gremial con nombres y apellidos. Le apuntó al titular de los gráficos y referente del Cesso, Daniel Prestipino, y defendió al delegado del sindicato de empleados de estaciones de servicio, Lucas Newbery. Dijo que en este contexto es preferible ir a elecciones. “Tenemos insertada la política en el medio”, denunció.
La CGT regional es como el rating: cambia minuto a minuto. Iba encaminada al consenso y a la lista única. Ahora está más cerca de ir a elecciones para elegir nuevas autoridades. Con las duras declaraciones del actual titular, Miguel Arena, la central gremial va a estar que arde.

El delegado regional ventiló en una entrevista, este jueves, detalles de una interna sindical que recrudeció la última semana. Y tiró nombre y apellido de quién asegura “me mató”.

“Cuando hicimos la reunión de 34 gremios fue brava porque hacía mucho que no nos veíamos y elogiaron mi gestión. Pero la primera reunión de comisión no fue una novelita de Alberto Migré. Me mataron primero a mí, dicen que fui un desastre, que dividí el movimiento obrero, no sé por qué no lo hablaron antes. Después a Lucas Newbery (delegado del sindicato de empleados de estaciones de servicio), dicen que es un traidor y un chorro”, reveló.

Arena preguntó “cuál es el consenso que se busca” y reflexionó: “Si queremos un consenso hubiésemos mirado para adelante y buscado el hombre que sea mucho mejor que Arena y su conducción. Pero no tirar tierra para atrás para empantanarnos otra vez”.

No se tapó la boca para dar el nombre del sindicalista que lo habría criticado duramente. “Estoy muy dolido con Daniel Prestipino (sindicato gráfico), que fue el que me mató; hemos estado hablando y de repente siento que me clavan un cuchillo en la espalda”, acusó.

“Si del otro lado no les gusta nada vayamos a elecciones y se terminó la pelota. Vos tenés un nombre y yo tengo otro, entonces vayamos a elecciones con el compromiso de que con el que las gane se tiene que sumar el resto”, desafió.

También denunció: “Tenemos insertada la política en el medio del debate, entonces eso nos prohíbe avanzar y estamos otra vez en un callejón sin salida”.

“Si seguimos así vamos a seguir divididos, si no tenemos los pantalones largos puestos para armar la 62 y saber por dónde ir. La chapa de la CGT es muy importante para los temas políticos, hay que decirlo”, agregó.

El lunes tiene que haber una definición. El Cesso tiene –por lo que dice Arena- un hombre, “al cual respetamos, a pesar de que me mató”, indicó el dirigente gremial.

Por último, evaluó Arena, “discutimos el hombre pero no cómo vamos a hacer para terminar con el trabajo en negro y con la media jornada, cómo vamos a hacer con aquellos trabajadores que les hacen firmar por tres mil y cobran mil quinientos. Eso no lo hablamos”, dijo como autocrítica.

Comentá la nota