Previo a las paritarias: qué gremios ya acordaron una suma fija

Previo a las paritarias: qué gremios ya acordaron una suma fija
La nueva tendencia de los sindicatos para no quedar atrás en la escalada inflacionaria. La expectativa puesta en los docentes.
Frente al complejo panorama económico con el que se inició el 2014 y ante una inflación en aumento, distintos gremios comenzaron a marcar tendencia en una nueva metodología de negociación salarial, en el que reclaman una suma puente fija para postergar las paritarias y así tener un escenario más claro y previsible para la negociación.

Hasta el momento, son tres los sindicatos que comenzaron su paritaria en enero y eligieron ir por el camino de la suma fija. Se trata de La Bancaria, el gremio de los aceiteros y los choferes de larga distancia de la UTA. En todos los casos los gremios acordaron una suma (entre 1200 y 3000) para retomar las negociaciones recién en abril.

Tanto el lider de la CGT opositora, Hugo Moyano como el titular de la CTA, Pablo Micheli se mostraron de acuerdo con pedir una suma fija de 3 mil pesos por la inflación de diciembre y enero. Sin embargo, ante la decisión de los gremios de postergar la negociación salarial tal como convinieron algunos sindicatos, Moyano consideró que “es una medida de desesperación muy negativa”. Es así que el lider camionero sugirió adelantar la discusión con un piso no menor al 30%.

“Postergarlas- las paritarias- sería postergar a los trabajadores a que ya no les alcance el salario, teniendo en cuenta la inflación que se ha registrado en los últimos días. Creo que eso ya sería una medida de desesperación.”, señaló en diálogo con radio Continental.

Lo cierto, es que las tres paritarias que se activaron en enero, fueron postergadas para marzo o abril. En el caso de la Bancaria, se acordó una suma de $3000 (de los cuales $1200 son no remunerativos) por el primer trimestre y establecieron volver a negociar a partir de abril. Los aceiteros,cerraron en una suma fija de $1900 para la categoría más baja y $2100 la más alta.

Por su parte, los choferes de larga distancia de la UTA que la semana pasada amenazaron con un paro para los primeros días de febrero, lograron acordar un adelanto de $1200 por mes para compensar la inflación. Quienes también ya cerraron fueron los Empleados de la Enseñanza Privada con un aumento del 25% en un sólo pago.

La negociación de los docentes. Lo que sucedió en las paritarias de enero podría marcar una nueva tendencia a las próximas negociaciones de febrero. Las mayores expectativas, están puestas en los docentes nacionales, quienes servirán como referencia para el aumento en el resto de las provincias, además de ser uno de los gremios de mayor conflicto en la negociación.

En cuanto a las discusiones previas, el viernes pasado los gremios se encontraron con los ministros de Educación, Alberto Sileoni y de Trabajo, Carlos Tomada, donde referentes de Sadop, UDa, Amet y CEA pidieron acordar un aumento sólo hasta mitad de año para volver a renegociar según la escalada inflacionaria. Los funcionarios deberán dar respuesta el próximo miércoles, en el inicio de la negociación.

La apuesta sindical es asegurar un nivel de aumento que garantice que el piso salarial docente, que en la actualidad es de $ 3.416, no quede por debajo del salario mínimo, vital y móvil de $ 3.600. Asimismo, no se descarta la posibilidad que se avance en un aumento de suma fija que debería ubicarse entre los $800 y $1000 solo para el primer semestre, teniendo en cuenta el planteo de negociación de los gremios docentes.

Más negociaciones. Esta semana comenzarán las discusiones para los mineros, los ceramistas, petroleros de base ,del Sindicato Vitinícola. También los cuatro sindicatos ferroviarios comenzarán las negociaciones y ya anticiparon, a través del jefe de los maquinistas Omar Maturano, la demanda de un aumento salarial del 30 por ciento.

El gran desafío para que el Gobierno pueda afrontar las negociaciones paritarias, está en frenar la inflación con el fortalecimiento del acuerdo de precios.

Comentá la nota