“Era previsible lo que está pasando”

“Era previsible lo que está pasando”

El titular de la CGT disidente criticó al gobierno actual y al anterior por la situación. Sostuvo que la inflación no es la que dijo Prat-Gay y que si Macri todavía no convocó a los gremios será que “no le gustan los trabajadores”

Sin defender abiertamente al Gobierno, se mostró comprensivo con las medidas del macrismo y responsabilizó por los despidos en el Estado y la suba del 600 por ciento en el precio de la electricidad a la gestión kirchnerista. “Era previsible lo que está pasando”, dijo ayer el titular de la CGT disidente, Hugo Moyano, sobre el panorama de trabajadores sin empleo y aumento de las tarifas públicas. “Nosotros lo veníamos sosteniendo desde hace mucho tiempo atrás. El gobierno que se fue dejó una trama social y económica muy difícil de superar.” El dirigente justificó, al mismo tiempo, el silencio de su central obrera criticando a los gremios estatales: “No veo que reaccionen”, apuntó, para recomendarles que “primero salgan ellos a pelear, y después vamos a salir todos... si es necesario”.

El jefe de Camioneros fue un duro opositor del gobierno de Cristina Kirchner, y en la campaña electoral apoyó a Mauricio Macri. Después, la relación no prosperó en nuevos gestos públicos: hasta ahora el Presidente no lo ha convocado a la Casa Rosada, ni a él ni a las centrales obreras. Pero le dio a la CGT la caja de las obras sociales, con el manejo de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación. Los fondos destrabados suman 26 mil millones de pesos. En este marco, Moyano mantuvo un perfil muy bajo y de escasas declaraciones públicas. Ayer fue entrevistado en el programa por Radio Del Plata.

El dirigente no negó los despidos ni el tarifazo. “Por supuesto que son temas que no son nada simpáticos y habrá que resolverlos... cuando los gremios discutan sus paritarias tendrán que discutirlo para no perder el poder adquisitivo del salario, pero esto no puede sorprender a muchos porque era previsible”, apuntó, “todo el mundo sabía, porque nosotros fuimos los primeros que dijimos lo que estaba haciendo el gobierno anterior para dejar las complicaciones que tenemos”.

En la misma línea, marcó que “hay muchos que consideran que muchos de los que han despedido son incorporaciones que hizo el gobierno anterior a último momento para que el gobierno actual tuviera la responsabilidad de tomar estas medidas”.

Al mismo tiempo, tuvo algunas frases críticas al gobierno, sobre todo de cara a las próximas paritarias, en las que el dirigente sindical es reconocido por los altos salarios que ha logrado para su gremio. Dijo, por ejemplo, que la inflación “es mucho más alta” que el 25 por ciento que alegan Macri y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay (“me hacen acordar al Indec del gobierno anterior”).

También reconoció que “no es simpático lo que está pasando, no le conviene a nadie y nadie se puede hacer el distraído cuando hay despidos de la forma en que está habiendo” y replicó que si el Presidente no lo convocó “será que no le caen bien los trabajadores”.

“Hace 50 días” que asumió Cambiemos, matizó cuando le cuestionaron haber parado al país por Ganancias, pero no tomar medidas ante las actuales políticas. “Nosotros cuando empezamos a pelear contra Menem no lo hicimos a los 50 días, lo hicimos muchos después. Esperemos (a que pasen los días), si el Gobierno no da respuesta, si sigue con estas actitudes, con estas iniciativas que han tomado en estos 50 días, tomaremos las medidas que tenemos que tomar y no va a ser necesario que nadie nos diga lo que tenemos que hacer: nosotros lo sabemos bien”.

Al hablar de los cesanteados, Moyano recordó que en su gremio, “cuando sufrimos despidos, tuvimos denuncias penales como la que le hicieron a mi hijo y a muchos otros dirigentes, baja de salarios y represión indiscriminada lo peleamos nosotros y nos defendimos nosotros. Entonces –agregó–, toda aquella organización gremial que está sufriendo estas consecuencias tiene que salir primero, para que después nosotros tomemos las acciones que tengamos que tomar... pero yo he visto a muchas organizaciones gremiales que hablaron mucho antes de que asumiera este gobierno y defendieron fervientemente las políticas que llevó adelante el gobierno anterior, y hoy tenemos las consecuencias que estamos sufriendo.

No es necesario ser experto en economía para darse cuenta que lo que estaba pasando (llevaría a) lo que está sucediendo ahora”.

En cuanto a la reunificación de la CGT, reafirmó que no depende de él sino de los otros sectores cegetistas. “Estoy dispuesto a dar un paso al costado, al frente o donde sea, siempre y cuando el que asuma la conducción tenga bien en claro cuáles son los objetivos, y que no se transformen en un objetivo del gobierno de turno.”

Comentá la nota