ATE, el primer gremio en aceptar el aumento de 1.000 pesos

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) será el primer gremio de trabajadores estatales que aceptará el incremento de 1.000 pesos para los empleados públicos propuesto por el Gobierno.
Así lo confirmaron sus dirigentes, quienes ayer se reunieron con el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso, para avanzar en las negociaciones.

En ese marco, el secretario Adjunto del Gremio, Ricardo Arévalo, confirmó que están buscando arribar a un acuerdo antes de mañana, día en que se realizará la última audiencia de conciliación entre las partes.

Arévalo explicó que durante la reunión el Ministro fijó nuevamente la cifra de 1.000 pesos de incremento como techo y 750 como mínimo. "La situación es difícil. A esta altura todo lo que venga es bienvenido", explicó el gremialista.

Además, adelantó que evalúan aceptar la propuesta porque el ministro se comprometió a negociar el adicional por función de 200 a 450 pesos que reclaman los empleados, y "hubo un compromiso de incrementar el salario familiar, que es un pedido que hacemos hace tiempo", explicó Arévalo.

Actualmente, el monto que se abona por las Asignaciones Familiares en la provincia a un agente público es de $60. Los empleados reclaman porque a nivel nacional el monto ronda los $240.

De acuerdo con lo que informaron, Dusso se va a reunir con el ministro de Hacienda, Ricardo Aredes, y posteriormente con la gobernadora Lucía Corpacci, para evaluar ese incremento.

También adelantaron que el funcionario se comprometió, además de a incrementar los salarios de los empleados, a mejorar las condiciones laborales.

Los gremialistas volverán a reunirse hoy con Dusso a las 10 de la mañana. La intención es finalizar con las negociaciones, cerrar números y arribar a un acuerdo.

Antes, los gremialistas pedirán garantías.

Arnoldo Núñez, secretario General de ATE, adelantó que aceptan la propuesta, pero quieren un documento firmado en donde las autoridades se comprometan a citarlos en tres meses para negociar los 500 pesos restantes de la cifra inicial solicitada por los empleados del sector.

"Creemos que habrá un acuerdo, vamos a hacer todo lo posible. Sólo resta cerrar algunos números y que el Gobierno evalúe el presupuesto", acotó Núñez.

En total, son 4.970 los empleados que se verían beneficiados con el incremento, después de que las partes cierren el acuerdo.

Mañana se realiza la cuarta y última audiencia de conciliación obligatoria.

"Queremos seguir negociando. Por la situación en el país, los precios de la canasta familiar tienden a seguir aumentando y nosotros no nos queremos quedar cortos", advirtió Núñez.

El conflicto lleva más de un mes. El gremio había empezado con el pedido de una suma fija de 1.500 pesos. El Gobierno primero ofreció, 1.000 de techo y 700 de mínimo. La propuesta fue rechazada, y en la tercera audiencia el Ministerio llevó una nueva propuesta superadora e incrementó 50 pesos el mínimo.

Desde el gremio se explicó que, al margen de que se acepte la oferta de incremento salarial y se levanten las medidas de fuerza, seguirán negociando otros temas como la entrega de indumentaria dos veces por año y el otorgamiento de un adicional por tareas específicas.

Comentá la nota