En el primer día, el paro bancario tuvo alto acatamiento

El paro de actividades convocado por la Asociación Bancaria fue total en nuestra provincia. Hubo entidades que no abrieron sus puertas y otras brindaron algunos servicios mínimos de la mano de su personal jerárquico. La huelga, que busca un incremento salarial del 30 por ciento como mínimo, continuará hoy.

"Hemos tenido un acatamiento total, tanto a nivel nacional como en nuestra seccional", informó ayer Raúl Ibañez, titular de la Asociación Bancaria con sede en Santa Rosa, al ser consultado por el primer día de paro. "En las jornadas anteriores ya se venía viendo que el malestar de los afiliados era muy alto y suponíamos que el acatamiento de hoy (por ayer) iba a ser importante", acotó. 

En la Seccional que encabeza Ibáñez -que comprende el centro, sur y oeste de la provincia de La Pampa-, el parate fue total tanto en la banca privada como en la pública. "En la medida de fuerza anterior, la de dos horas de paro, ya había ocurrido lo mismo, y eso nos daba la pauta de que si trabajábamos cerca de los afiliados, íbamos a tener un buen resultado", reiteró.

Clave para alcanzar a este acatamiento, destacó Ibañez, fue haber mantenido un diálogo directo entre los secretarios generales de otras seccionales y bajar esa información al instante a los afiliados, una posibilidad que viene de la mano de las nuevas tecnologías. "A la gente la activa tener la información al instante, saber qué está pasando", destacó. Este sistema de trabajo "no ha resultado muy eficaz porque el afiliado se siente informado de cómo avanzan las negociaciones".

Ayer, en Buenos Aires, hubo contactos informales entre las partes pero no llegaron a buen puerto. Hoy volverá a realizarse una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación, a partir de las 15.00. "Veremos qué pasa ahí, si hay alguna propuesta nueva", planteó el santarroseño.

Rentabilidad del 56%.

El paro tiene por objeto reclamar un incremento salarial que contemple la pérdida en el poder adquisitivo pero también los descuentos por el Impuesto a las Ganancias que una parte importante de los trabajadores del sector. 

"Nosotros pedimos un 30 por ciento de incremento, retroactivo al mes de enero", detalló Ibáñez. Cuando se abrió la paritaria, la única oferta fue la de Abapra, la organización de los bancos públicos de nuestro país, que ofreció un 24 por ciento de aumento. "Le dijimos que no y al tiempo subieron la oferta al 27 por ciento, pero también la rechazamos", indicó.

"Nuestro pedido es de un 30 por ciento como mínimo y no es una postura caprichosa", remarcó el secretario general. "Creemos que ese 30 va a compensar la pérdida de poder adquisitivo que ha tenido nuestro salario en el último tiempo, y también los descuentos por el Impuesto a las Ganancias". 

"Nosotros estamos firmes en este planteo y nuestros compañeros nos acompañan porque saben que es un pedido justo. Más aún si tenemos en cuenta que la rentabilidad del sistema en el último año fue del 56 por ciento", reveló Ibáñez, fundando su afirmación en los balances que las entidades presentaron al Banco Central en los últimos meses.

Los bancarios seguirán de paro

A pesar de abrirse una vía de diálogo con el Gobierno y las entidades financieras, la Asociación Bancaria ratificó ayer la continuidad del paro de 48 horas en reclamo de un aumento del 30% y una "compensación" por el descuento del impuesto a las Ganancias que grava los salarios.

Si bien durante la jornada hubo contactos extraoficiales, el miércoles La Bancaria asistirá formalmente a una reunión convocada por el Ministerio de Trabajo para analizar el alcance de las negociaciones. 

Fuentes de la cartera laboral indicaron que en la primera jornada de huelga el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se había reunido con dirigentes bancarios y "avanzado" en el diálogo, aunque el secretario de Prensa del gremio, Eduardo Berrozpe, sostuvo que el encuentro oficial se realizará recién hoy. 

La reunión está pautada para las 15.00 en la sede de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo y Berrozpe advirtió que si no reciben una solución, evaluarán "qué medidas tomar", al advertir: "Esto no va a quedar así".

Advirtió, además, que si la paritaria no se resuelve, hay probabilidades de que se sumen al paro nacional convocado para el 9 de junio por las centrales sindicales opositoras.

Los empleados del sector bancario reclaman una suba "con un 3 adelante", que superaría el techo del 27% impulsado por el Gobierno y aceptado por cinco de los grandes gremios.

"No estamos pidiendo un 60% para desestabilizar la economía, sino por encima del 30% para recuperar el poder adquisitivo afectado por el proceso inflacionario", sostuvo el secretario general del gremio, Sergio Palazzo. 

Según datos que se manejan en el sistema financiero, de los 120 mil bancarios unos 15 mil están tercerizados, mientras que de los 105 mil restantes un 55% paga Ganancias, por lo que este impuesto aplicado sobre el salario es una de las claves del conflicto. 

Mediante un comunicado, La Bancaria subrayó que "si bien se encuentra empeñada en un esfuerzo de diálogo, tropieza no sólo con propuestas insuficientes sino con inexplicables cambios en la postura de sus interlocutores". 

En ese escenario, los bancarios ratificaron la huelga de 48 horas "en defensa del poder adquisitivo del salario". 

Movilizaciones.

El primer día de paro se concretó con movilizaciones en las principales plazas financieras del país, donde los trabajadores se manifestaron con banderas, panfletos y carteles con frases como "Huelga de 48 horas por salarios justos con impuestos injustos".

Berrozpe subrayó que el segundo día de paro se concretará también con protestas de ese tipo y tendrán su epicentro, nuevamente, en la city porteña. 

Así, se concretarán cinco días sin bancos, a causa de que el fin de semana previo a la protesta fue largo por el feriado del 25 de Mayo.

Aníbal Fernández.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández consideró como "un error" de la Asociación Bancaria (AB) la medida de fuerza que "deja sin dinero los cajeros automáticos y sin dinero a la gente" y anunció que en el transcurso del día "se podría volver a encintar las partes para buscar una solución" al conflicto.

"Pero, ¿ustedes creen que el paro es accidental que se haga justo en este momento? No es en cualquier momento, es justo en el momento donde se necesita utilizar elementos novedosos como es un cajero automático, para sacar el dinero", dijo Fernández.

El jefe de Gabinete habló ayer con la prensa, minutos antes de ingresar a la Casa de Gobierno.

Ante la pregunta del paro de 48 de los bancarios y sobre cómo afecta a los ciudadanos esta medida, el funcionario sostuvo que "los que toman esas decisiones (las medidas de fuerza) saben que impacta a la sociedad toda, que es la que vive de un gesto de estas características".

"Igualmente -informó el ministro- han habido charlas con la gente del gremio (bancario) : yo he mantenido conversaciones con la gente del gremio bancario haciéndole alusión a las posibles salidas de este tema, de este conflicto y sé que (el ministro de Economía) Axel Kicillof tiene en su cabeza también esas posibles alternativas porque lo conversé con él. Supongo que en el día habrán nuevas charlas para encontrar una alternativa y encontrar una solución a la discusión de esta paritaria. Vuelvo a insistir: no me asustan los ruidos de las paritarias".

Comentá la nota