Primer paso para unificar a la CGT y enfrentar al Gobierno

Primer paso para unificar a la CGT y enfrentar al Gobierno

Los tres jefes cegetistas, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló, responsables de las centrales Azopardo, Azul y Blanca y la alineada al kirchnerismo, avanzaron sobre los pasos hacia la unidad, meta que no ocultaron podrían concretar antes de fin de año.

 El metalúrgico ya marcó criterio de que las tres centrales pueden coincidir en temas puntuales y urgentes, pero que su CGT cumplirá el mandato en octubre y allí definirán por elección sus integrantes.

No obstante la asistencia al encuentro que se realizó en Azopardo acrecentó distancias vigentes con gremios alineados en el Movimiento de Acción Sindical que fracturó el bloque FpV en Diputados.

El disgusto por la última modificación de Ganancias, los despidos e inestabilidad en el empleo y las promesas electorales de Cambiemos que no se concretan, acercan a los tres jefes, aún con diferencias que no ocultan. “Lo importante es que confluyeron las tres CGT para posicionar al movimiento obrero en la nueva etapa que se abre, en la que va a ser uno de los actores principales”, declaró Héctor Daer (Sanidad) uno de los voceros del encuentro.

Mientras que Juan Schmid, titular de Dragado y Balizamiento y el poderoso bloque de transportistas agrupados en la CATT, remarcó necesaria ‘la urgente reunificación del movimiento sindical en una sola expresión‘ que pueda llevar a cabo con mayor fortaleza la agenda de reclamos.

Otro peronista ilustre y con mandato internacional, nada más ni nada menos que el Papa Francisco, hizo llegar un mensaje reiterado a los secretarios generales: “la necesidad de dejar a un lado los egos” para fortalecer un bloque del movimiento obrero ante el avance de las políticas neoliberales. El ex cardenal Bergoglio es primordial a la hora de eliminar distancias, en base a reflexión y respeto entre toda la dirigencia sindical argentina.

Comentá la nota